Samsung Wave (GT-S8500L) [W Labs]

El Samsung Wave es el primer teléfono con el sistema operativo Bada, la nueva apuesta de Samsung para entrar en el mercado de los smartphones. El teléfono fue presentado en el MWC de este año, junto con el nuevo OS de Samsung. En julio, Samsung hizo un evento para lanzar de manera oficial el teléfono en Chile y para invitar a los desarrolladores a experimentar con Bada.

En mayo hicimos una primera prueba del Wave, pero ahora nos vamos de lleno con un W Labs del teléfono y el nuevo SO de Samsung.

El Wave está disponible en Chile a través del operador Entel, con un precio bastante alto. Pero son las especificaciones técnicas las hacen que el teléfono sea atractivo.

El Equipo  - Samsung Wave (GT-S8500L)

  • Redes: GSM (850 / 900 / 1800 / 1900) – HSDPA (900 / 2100)
  • Dimensiones: 118 x 56 x 10.9 mm, Peso: 118 g.
  • Display: Pantalla Super AMOLED de 3.3 pulgadas (800 x 480 pixeles), touchscreen capacitivo, multi-touch, acelerómetro y sensor de proximidad, TouchWiz UI 3.0, reconocimiento de escritura a mano.
  • Procesador: ARM Cortex A8 1GHz
  • Memoria: 2 Gb de memoria interna, con ranura para MicroSD de hasta 32 Gb.
  • Sistema Operativo: Bada 1.0.
  • Cámara: 5 MP, 2592 x 1944 pixels, autofocus, LED flash. Geo-tagging, detección de cara y sonrisa, estabilización de imagen, enfoque con un toque. Grabación de videos en 720p a 30 fps. Cámara VGA secundaria.
  • GPS: Sí, con soporte A-GPS
  • Conectividad: Wi-Fi, Bluetooth 3.0 con A2DP, microUSB 2.0.
  • Archivos multimedia soportados: Audio (MP3/AAC+/WAV), video (MP4/H.263/H.264/WMV/Xvid/DivX)
  • Otros: Conector de audio 2.5mm, Navegador HTML, Samsung Mobile Navigator, Samsung Apps, manos libres incorporado.
  • Batería: Standard, Li-Ion (Stand-by hasta 600 horas, conversación hasta 15 horas, 30 h en reproducción de música)

La construcción del teléfono es muy buena. La carcasa metálica se siente muy sólida y las bases metálicas en los extremos del teléfono no se sienten más débiles. Esto, además del peso que tiene, nos hace sentir que estamos frente a un teléfono de muy buena calidad, al menos en lo exterior. Además, es muy delgado, lo que es agradable al momento de llevarlo en los bolsillos.

En el frente del teléfono está la pantalla Súper AMOLED de 3.3 pulgadas y debajo de ella hay 3 botones: dos para aceptar y rechazar llamadas (aunque igual esto se puede hacer desde la pantalla) y un botón central que abre el menú, el administrador de tareas y el buscador.

En la parte de arriba del teléfono está el parlante, el conector para audífonos y el manos libres, y el conector USB (para la conexión al computador y para el cargador). A la izquierda del teléfono están los botones para controlar el volumen (y el zoom en la cámara) y en la derecha está el botón para bloquear el teléfono y el botón para iniciar la cámara (que también hace de obturador).

Pantalla y cámara

Decir que el Samsung Wave se ve bien es injusto. El Wave tiene una muy buenísima resolución de pantalla. No sabemos cómo se compara con el Retina Display del iPhone 4, pero en general, en comparación con otros celulares del tipo, el Wave supera a muchos. Hasta con el brillo en su nivel más bajo el teléfono se ve bien. La mezcla de la pantalla Super AMOLED y la resolución a 800x480, hace que las imágenes se vean bien definidas, con un color muy vivo, y que leer textos no genere molestia en los ojos.

Un problema muy común de los celulares de este tipo es cómo se comportan cuando hay mucho sol. Las veces que tuvimos que enfrentarnos a mucha luz del sol el Wave se comportó bastante bien, brillando lo suficiente como para poder navegar por internet sin mayores problemas.

La cámara de 5 MP le saca el partido a la pantalla. Si bien viene equipado con Flash LED, rara vez hay que usarlo. Al sacar una foto, la cámara se adapta a la situación de luz y logra sacar, generalmente al menos, buenas fotos. Se puede configurar el tamaño de imagen, el uso de foco (auto foco, macro, detección de rostros), se puede controlar la exposición y elegir el tipo de escenario, como “nocturno”, “fiesta”, “deporte”, entre otros. También, usando el GPS, se puede hacer geo-tagging de las fotos.

La cámara de video es bastante completa. Permite la grabación de videos en calidad HD a 720p y 30 fps. En caso de ausencia de luz, ocupa el LED como fuente de iluminación, que si bien hace que el video no se vea muy bien, logra que se pueda grabar algo. Abajo, un video grabado con el Wave.

Ver en Vimeo

Procesador y funcionamiento

El Wave tiene un procesador de 1 GHz y se nota mucho. Desde que se prende, funciona muy rápido. La respuesta al toque es inmediata, no hay lag en su funcionamiento. El paso de la orientación vertical de la pantalla a la horizontal también es muy rápido.

Una de las fallas del teléfono está en la memoria y en la administración de ésta. Durante  el tiempo que probamos el teléfono, hubo varios momentos en que tiró un mensaje que decía “Cierra aplicaciones, poca memoria”. Lo raro es que algunas veces salía solamente al abrir los mensajes o al prender la cámara. Según la gente de Samsung, Bada aún no soporta muti-tasking, pero en esta primera versión ya hay un administrador de tareas, que en los peores momentos nos hace cerrar aplicaciones cuando no hay ninguna abierta.

El input de datos funciona muy bien. El teclado se despliega con mucho espacio en el modo horizontal. En la redacción de mensajes se puede agregar la función de texto predictivo, y en la búsqueda del teléfono se puede usar  el teclado en configuración Qwerty, numérico o se puede usar un sistema de reconocimiento de escritura a mano.

La navegación en internet es notable. Carga páginas muy rápido, aunque sean versiones completas de sitios. La navegación dentro de los sitios es muy intuitiva. Doble tap a la pantalla para hacer zoom y scroll con un dedo. Tiene incluso la capacidad de reproducir videos en flash, como videos incrustados de YouTube.

Otro de los problemas del teléfono se da con el GPS: no funciona. Al abrir la aplicación de GPS que trae el teléfono (“Samsung LBS”) nunca logró encontrar la ubicación del teléfono en el mapa. Tiene un mapa de Santiago (Chile) que puedes navegar aunque no haya plan de datos (aunque sin conexión no se pueden buscar direcciones), pero el GPS simplemente no funciona. La versión web de Twitter permite detectar la ubicación a través de GPS y en el Wave no logra encontrar la ubicación. Averiguamos si era un problema del teléfono que nos pasaron, pero otros también presentan el mismo problema.

El teléfono viene precargado con aplicaciones de notas, tareas, un administrador de cuentas, un minidiario, un widget con feeds de noticias y el clima, calculadora, radio y grabadora de video. Tiene también un reproductor multimedia que puede quedar en el fondo mientras se usan otras aplicaciones (una especie de multitasking). Aquí saca ventaja de la barra superior de la pantalla, desde donde se despliega un menú para controlar el reproductor.

Ver en Vimeo

Sistema Operativo

El Wave es el primer teléfono con Bada, el nuevo SO de Samsung para sus teléfonos móviles. Y funciona bastante bien. Lo primero que se ve en él es un escritorio de 3 pantallas donde se pueden poner algunos widgets. El teléfono viene con algunos precargados (uno de Google, calendario, reloj, feeds, correo) pero se pueden descargar más desde la tienda de aplicaciones.

Con Bada, Samsung se la juega por dos temas: las aplicaciones y el componente social. Para lo primero, el Wave viene con la aplicación Samsung Apps instalada. Samsung Apps es la tienda de aplicaciones de Bada. Por el momento, en Chile sólo podemos descargar aplicaciones gratuitas (al tratar de entrar a las pagadas se muestra un mensaje de error). Por ahora, son mayoritariamente juegos. Algunas empresas desarrolladoras grandes ya están entrando al mercado de Bada: el celular viene con “Asphalt 5” de Gameloft instalado, y EA Sports está regalando el “Need for Speed Shift”. El resto de las aplicaciones son más que nada hechas por desarrolladores independientes. Para incentivar la creación de apps para Bada, Samsung lanzó un Developers Challenge mundial y también uno a nivel local.

En cuanto a lo social, Bada viene con una aplicación llamada “Social Hub”. A través de ella podemos acceder a todas las cuentas que tengamos configuradas en el teléfono. En correo, se puede agregar correo de Exchange, Google, Yahoo!, Hotmail y otros. La configuración es muy sencilla y la sincronización es rápida. Una de las ventajas que ofrece esto es que convierte a los contactos del correo en contactos del celular. Al configurar la cuenta de correo Gmail, también sincroniza los eventos de Calendar con la agenda del teléfono.

En el Social Hub también se pueden configurar cuentas de Facebook y Twitter. Bada cuenta con aplicaciones especiales para estas redes sociales, y lamentablemente, ambas funcionan mal. Más allá de poner el usuario y la contraseña, no hay mayor posibilidad de configurar estas aplicaciones. Suelen quedarse pegadas, tirar errores de red y funcionan lento. Extraña que siendo un teléfono con tanta capacidad técnica, las aplicaciones de redes sociales (que son particularmente importantes) funcionen tan mal. Y siendo un sistema nuevo, no hay más alternativas ya que no hay aplicaciones de terceros para ellas.

En cuanto a interfaz, Bada ocupa TouchWiz (la misma que ocupan los teléfonos de Samsung con Android). Se ve y funciona muy bien. Los widgets son una buena manera de utilizar la pantalla de inicio y lo hacen más amigable que iOS.

Conclusiones

El Wave nos sorprendió de manera positiva en general. Su diseño es interesante y aparentemente resistente. Sus carcasa de metal le da una apariencia más distinguida y le agrega peso al tomarlo, dando la sensación de estar frente a un teléfono bien construido. La pantalla es muy buena, tiene un brillo sensacional y responde muy bien hasta en momentos de mucho sol. La cámara cumple lo que promete con 5 MP y la capacidad de grabar video en HD.

En cuanto a su funcionamiento, el Wave no decepciona. Ese procesador de  1 GHz se siente. El teléfono no pestañea al momento de abrir aplicaciones y en su funcionamiento general no parece haber problemas salvo algunas situaciones donde sin hacer mucho, el teléfono indica que la memoria se acaba.

Es el primer teléfono con Bada y ciertamente da un buen pronóstico sobre el SO. Su diseño es atractivo y tiene un buen funcionamiento en un área muy importante: el uso del correo. La configuración es sencilla y es muy simple de usar. El problema está en las aplicaciones para las redes sociales, aquí Samsung se cae. Habrá que esperar qué traen los desarrolladores de Bada.

Las aplicaciones todavía están en niveles muy básicos. No pasan más allá de juegos y medidores de batería. No hay muchas aplicaciones para productividad y trabajo, pero con los concursos de desarrollo deberían salir algunos buenos productos.

En Chile el Wave está a CLP $369.990con un contrato de 18 meses. Es un teléfono muy caro, de hecho, es el segundo más caro en el operador chileno Entel. No es un teléfono muy accesible pero aquellos que lo compren no se van a sentir decepcionados. El Wave tiene algunas fallas, sí, pero no es algo que no se puede solucionar con alguna actualización del SO.

Lo imperdible:

  • La cámara.
  • La pantalla, el display es increíble.
  • El funcionamiento general de Bada.

Lo impresentable:

  • El GPS, no logramos que funcionara ni en la aplicación ni en el browser.
  • Las aplicaciones de Twitter y Facebook: funcionan lento y mal.
  • El precio es demasiado alto.

powered byDisqus