Chile: Lanzan teléfono satelital a US$750

Después del terremoto en Chile, se nos hizo dolorosamente presente a todos los que vivimos en este país la falta de comunicaciones y de teléfonos satelitales, que el gobierno finalmente recibió a préstamo de parte de Estados Unidos. Ahora siete meses después, la empresa Tesacom trae una oferta de teléfonos satelitales a muy bajo precio.

El equipo es el Inmarsat IsatPhone Pro, que como casi todos los teléfonos de este tipo es un ladrillo gigante (aunque pesa sólo 300 gramos), trae GPS, envía SMS, e-mail y Bluetooth para conectar un manos libres.

La parte buena es el precio: el equipo cuesta US$750 y el valor por minuto ronda los US$1. Digo ronda porque el valor varía si es que optas por prepago o plan, y si estás llamando a una línea fija o a un celular.

La batería tiene una duración de 8 horas de conexión continua, pero se pueden comprar accesorios como cargadores solares si es que estás en un área remota donde no hay electricidad para enchufarlo. También se puede cargar desde el PC porque cuenta con una entrada microUSB.

Cómo comunicarse con uno de estos equipos no es tarea sencilla: hay que salir a un lugar abierto y apuntar con la antena hacia el horizonte (en Chile, hacia el noroeste porque el satélite está por allá). En lugares con muchos edificios e interferencia, el sistema no conecta porque no encuentra al satélite.

La compañía está enfocada a vender a empresas (mineras, forestales, pesqueras, Gobierno y Fuerzas Armadas, etc), pero también existe la posibilidad de que personas corrientes compren uno de estos equipos - en especial quienes realizan deportes como el andinismo, pesca en lugares remotos, u otro tipo de actividades que se realizan en lugares apartados, o personas paranoicas que lo quieran tener en su bunker en caso de catástrofe.

Según Roberto Darias, director para América Latina de Inmarsat (que provee las comunicaciones satelitales), en Chile "hubo encanto con el celular, pero creo que todo el mundo se dio cuenta que cuando la Tierra se mueve y cosas pasan en la naturaleza, las redes terrestres se ven afectadas, porque se puede caer una torre, o se corta la alimentación eléctrica y no hay servicio. Con los productos nuestros, no tenemos esa dependencia, tenemos una autonomía donde la antena se comunica con un satelite que está muy lejos".

De todas formas, la idea no es competir con la red terrestre, sino complementar y ofrecer un servicio extra para personas que lo necesitan, en lugares donde las redes tradicionales no funcionan bien.

Link: Tesacom

powered byDisqus