Mitos y verdades de las baterías de celulares

Casi todos los temas de la humanidad tienen mitos y verdades. Y así como hay mitos urbanos, también hay mitos tecnológicos, que tienen que ver, por ejemplo, con los celulares, o con las baterías de éstos.

Y como en Wayerless somos cazadores de mitos (y verdades), a continuación te haremos un compendio de l@s más comunes acerca de las baterías de nuestros dispositivos electrónicos.

Antiguamente muchos de los mitos tenían como origen la composición de las baterías: El níquel cadmio, que hacía que las baterías necesitaran una primera carga continua de varias horas. El problema era que con el tiempo no cargaba si el usuario no esperaba que se consumiera completamente, por lo que perdía gradualmente su capacidad de carga (el famoso "efecto memoria).

Las baterías de níquel cadmio son reemplazadas en muchos de los celulares de la actualidad por las de ion litio, que cargan más rápido y no sufren el "efecto memoria". También están las de litio polímero, utilizadas en los teléfonos inteligentes, cuya principal ventaja es que son más pequeñas y livianas.

Revisemos -- tras el salto -- los mitos y verdades (luego de los cuales podrán darnos su opinión).

1. La primera carga debe ser de 8, 12 o 16 horas seguidas: Eso se aplica a las antiguas baterías (níquel cadmio), pero no a las actuales (ion litio). Una carga completa no tarda tanto.

2. Debo esperar que se descargue totalmente para recargarla: Eso no sucede con las baterías de ion litio y litio polímero, porque reconocen los niveles de carga y no sufren el efecto memoria.

3. El calor excesivo hace que el celular pierda duración de la batería: Si la temperatura exterior es alta puede alterar las reacciones químicas que hacen funcionar la batería, por lo que perderá duración y se reducirá su vida útil.

4. Poner la batería descargada en el refrigerador da carga extra: Aunque haya funcionado un par de veces, no existe estudio científico que lo compruebe (puede que la batería se haya recompuesto, lo que puede suceder incluso al aire libre). Como sea, es un hecho que la humedad puede dañarla.

5. Antiguamente las baterías duraban más: No hay comparación entre celulares analógicos y los actuales en términos de funciones y de consumo de carga.

6. Debo desenchufar el celular cuando se haya cargado: La vida útil de la batería no se reduce en esos casos, pues el celular interrumpe el proceso sin sobrecargarla.

7. Es mejor apagar el aparato para cargarlo: Da igual. En lo que sí hay diferencia es en el tiempo de carga: Tardará más al estar encendido porque consume energía.

8. Es mejor esperar que se cargue completamente antes de desenchufarlo: Basta decir que algunos fabricantes recomiendan que una sola vez la batería cumpla su ciclo de cargarse y descargarse completamente.

9. La batería de los smartphones siempre dura menos de 24 horas: Depende de cómo utilices los recursos del dispositivo. Lo ideal es que apagues algunas de ellas y cierres otras tantas.

10. La batería pierde su capacidad con el pasar del tiempo: Eso es natural. Las baterías de ion litio duran hasta 5 años, lo que equivale a 300-500 ciclos completos.

Bonus: El Modo vibracall, Bluetooth y roaming son enemigos de la batería. Sin comentarios.

Bonus 2! Si no está utilizando el celular, apáguelo. Idem.

Los resultados: Mitos (1, 2, 4, 5, 6, 7, 8, 9). Verdades (3, 10, Bonus y Bonus 2).

Link: UOL Tecnologia.

powered byDisqus