Opinión: Symbian Anna no es el último suspiro de Symbian

Symbian no estaba muerto... andaba de parranda.

Personalmente me defino como una persona con pasado muy Nokiero, mi primer celular fue Nokia, y mi sueño hasta el día de hoy es ir a Espoo (Finlandia) para conocer la empresa. Incluso una vez postulé para ir de intercambio vía AFS a Finlandia, y a pesar que quedé seleccionado, vino la crisis económica y resultó ser algo casi impagable.

Me considero una persona afortunada, pues a pesar de no tener dinero para comprar la última chupada del mate en cuanto a equipos con Symbian, siempre tuve a mi alrededor personas amables que me prestaban sus teléfonos, por lo que he visto cómo ha cambiado con el paso de los años.

Creo que Symbian fue la base de lo que hoy conocemos como Smartphone, las contribuciones de esta fundación junto con la de Palm fueron realmente un aporte a la tecnología. El concepto de "Aplicación" fue el gran legado que hasta el día de hoy perdura en los teléfonos.

Hasta hace un par de años, Nokia era lo máximo en cuanto a equilibro Hardware y Software, recuerdo que el equipo que mejor describe lo anterior es el Nokia 6600/6620. Sé que es un equipo de hace muchos años, pero estoy seguro que ha sido uno de los equipos más equilibrados que he visto en mi vida. Después ese mismo equilibrio se vio en el Nokia N95, uno de los equipos más populares de la compañía que nos hizo vivir lo que hoy estamos viviendo, pero 4 años antes. Desde el N95 noté que Symbian empezó a quedarse atrás, y creo en cierta parte le sucedió lo mismo que a RIM. Hasta antes de la salida del teléfono de Apple, Nokia lo era todo, sus equipos correspondían al sucinto de lo último de la tecnología.

Culpa de esto también la tenemos nosotros, los usuarios, que de cierta manera hicimos que Symbian y Nokia se confundieran. A continuación mi explicación.

Symbian OS, tenía hace un par de años una interfaz llamada UIQ. Estaba presente principalmente en los Smartphones Sony Ericsson (Táctiles), sin embargo la recepción de los equipos por parte de los usuarios fue tan poco acogedora que practicamente terminaron el desarrollo de estos. Creo que principalmente por eso, Nokia nunca tuvo mucho interés en sacar equipos táctiles con Symbian; Sony Ericsson ya había demostrado que no atraían. Considero que a cualquier compañía le hubiese descolocado el hecho de que de la noche a la mañana haya salido un teléfono tactil y comenzara a venderse como pan caliente (iPhone), siendo que hace años atrás existió un equipo así pero no le dieron bola.

Esos equipos UIQ a los que me refieron son precisamente al Sony Ericsson P800, P900 y P910. El P800 (2003) era muchísimo más potente y con mayor usabilidad que el iPhone que salió el 2007.

Para hacer un poco más corto el cuento, cuando Nokia empezó a fabricar equipos con Symbian (e interfaz táctil) se produjo una asincronía entre el software y hardware, algo similar a lo que ocurrió el 2002 -2004 con los computadores cuando Windows XP reinaba y no existía mucho software que le sacara el máximo de provecho al hardware (en realidad eso sucede hasta ahora, apuesto que tienes más de 6 procesos que corren en 32 bits).

Honestamente la justificación objetiva de todo lo anterior es el N8. El equipo es una máquina, un gran equipo. Nokia gentilmente me lo prestó en las vacaciones y estuve jugando mucho con él. De hecho, esta semana saldrá un review en MCU ya que proximamente ese N8 se actualizará y quiero que tengan una referencia de "cómo era antes".

Al hardware de ese N8 le pongo un 10/10, nada que decir, realmente es asombroso, de hecho grabé como si nada y estando dónde mean las arañas el concierto de Ozzy Osbourne en Chile. Créanme que es asombroso. Sin embargo el Software le pondía un 6/10. La verdad es que se siente que está poco optimizado, los menus están mal planteados, a veces existen muchos submenues, y se nota que el software no domina bien al hardware del equipo. Por ejemplo, tuve muchísimos problemas con la conectividad Wi-Fi, que ni con las actualizaciones se arreglaron. Dejando eso de lado, el concepto de Symbian^3 es genial, la interfaz y la disposición de algunos elementos considero que es la correcta, pero a su vez se nota que cosas como la ausencia algunas de animaciones y fluidez en las transiciones de los menu es algo imperdonable considerando que el N8 es una gran máquina.

.

Ver en YouTube

Estas últimas semanas he estado viendo muchísimos videos de Symbian Anna, y realmente es el software que el N8 se merecía. Aparte que corre muy bien, creo que el planteamiento de la interfaz es el correcto y probablemente Nokia se sorprenderá por las futuras ventas, porque Anna no tiene nada que envidiarle a Android o iOS. El teléfono toma caracter cuando tiene Anna instalado, es como cuando alguien cata un vino, y siente que tiene buen cuerpo. La revisión de la interfaz con la que viene el N8 de fabrica no le saca ni un 30% de rendimiento a la capacidad del N8, por más que lo actualices siempre te encontrarás con algun desagradable error.

Cuando todo parecía que Symbian ya no podía dar más, nos encontramos con esta gran noticia. Los invito a ver algunos videos y a quitarnos de la cabeza que Symbian es una Bella Sin Alma.

Ver en YouTube

Otro video: N8 usando Symbian Anna

El último parrafo es el único que trata de Symbian Anna. Pero noten el título. Symbian Anna no tiene porque ser el últino suspiro de Symbian, considerando el gran pasado que tiene y legado que ha dejado en los teléfonos; algo que intenté dejar en claro en este artículo.

powered byDisqus