Motorola exige el 2.25% de las ventas totales de Apple por acceso a patentes

Apple marcó un récord de ganancias este año, y Motorola quiere una parte de ese dinero.

Es curioso, pero en el mundo de las patentes la gente de las tiene casi son semidioses. Bueno, no tanto, pero sí en un nivel que les permite negociar con aquellos que han lucrado sistemáticamente usando y abusando del desarrollo hecho por otros. Esa es la dinámica en que se encuentra ahora mismo Motorola, que con un par de victorias legales contra Apple en el bolsillo se siente en derecho de poner las condiciones para evitar extender esto más allá.

Tras el bullado logro conseguido la semana pasada que obligó -- al menos por un momento -- a sacar de las vitrinas virtuales alemanas todos los equipos basados en iOS con 3G, excepto el iPhone 4S, Motorola ofrece un arreglo con muchos ceros a la derecha para dejar que los de Cupertino sigan usando las patentes reclamadas. Ni más ni menos que 2.25% de las ventas totales de Apple.

Recordemos que este acuerdo considera el acceso de Apple a una serie de patentes FRAND -- fair, reasonable, and non-discriminatory terms o patentes de uso justo, razonable y en términos no discriminatorios -- que ya fueron entregadas a Nokia y LG, y que ha solicitado HTC durante los últimos días del mes pasado sin reportarse los tratos acordados para cada caso particular.

En el caso de Apple, así como de cualquier otro actor de la industria, Motorola está en su derecho de cobrar una tarifa de acceso a estas patentes, el que estará determinado por el alcance de estas patentes, el uso que se le dará y la potencial ganancia que el otro conseguirá al tener acceso a ellas.

Por supuesto, el departamento legal de Apple está investigando esta situación para luego exponer ante tribunales alemanes que Motorola discrimina al pedir demasiado dinero por el acceso a patentes primordiales para la industria.

La otra tesis con que Apple busca zafar de esta complicación relacionada al uso de patentes tiene que ver con que Qualcomm -- proveedor de componentes para la casa de la manzana -- sí tenía licencia para utilizar las tecnologías demandadas, y que eso daría por añadidura el acceso para que la misma fuera usada en el iPhone, en el iPad 3G y en cuanto aparato apto para conectarse a redes móviles crearan.

Por supuesto, todavía no hay una respuesta tras este nuevo round en la batalla de las patentes, la que ha demostrado una vez más que tenerlas resulta extremadamente rentable. Pensándolo bien, deberíamos dejar de escribir y patentar algo.

LinkMotorola wants 2.25% of Apple's sales in return for license to standard-essential wireless patents
(FOSS Patents)

powered byDisqus