Samsung Galaxy SIII [W Labs]

El teléfono más anticipado del último tiempo pasa bajo la lupa de nuestro equipo editorial. ¿Será que responde a las expectativas creadas en la previa de su lanzamiento?

Autor: Jonathan Munizaga, Hugo Morales y Luis Felipe Castillo

Fotos: Mariano Mancilla

Videos: Jonás Van den Bosch 

No fueron pocos los que, apenas terminado el anuncio de Galaxy S II en el Mobile World Congress 2011, ya comenzaban a preguntarse respecto a cómo Samsung superaría al recién llegado un año después, y comenzaron a elucubrar toda clase de teorías respecto a cómo sería el futuro para una surcoreana que comenzaba a brillar bastante en la industria móvil.

¿Qué tendría el próximo? ¿Cómo pretenden evolucionar este equipo? Las preguntas permanecieron durante casi un año, periodo en que el S II rompía todos los récords de ventas de Samsung y se transformó en uno de los aparatos más exitosos del 2011, consiguiendo toda clase de reconocimientos por parte de la industria y – quizás más importante aún – los propios usuarios, quienes reconocieron en este producto un digno competidor del iPhone 4, y luego del 4S.

Fue por eso que, ante las primeras filtraciones que rodearon a este equipo, se comenzó a crear toda una máquina de hype que agrandó cada una de las cosas que se decía en la previa de su lanzamiento, incluyendo la filtración de aquel horrible modelo de homologación en Brasil.

Cuando lo vimos – estuvimos en el lanzamiento en Londres – nos llamó la atención la simpleza de su diseño y características anunciadas, y muchos de aquellos que estuvieron hablando del tema y creando expectativas al respecto salieron del salón mirándose las caras, quizás algo decepcionados por no ver una supermáquina sobre el escenario.

La verdad es que el nuevo Galaxy S III tiene una gran cantidad de detalles a nivel de diseño y en su interior que son la promesa de hacer la diferencia en términos de experiencia de uso, algo que – quizás – no luce tanto como una serie de grandes especificaciones, pero que a primera vista nos llamó la atención positivamente.

Y no es que estemos ante un teléfono que no se luzca en características técnicas: Procesador Quad-Core, pantalla de 4,8 pulgadas, reconocimiento ocular, cámara de 8 MP y muchas otras cosas que veremos más adelante, pero también podemos entender a quienes esperaban algo más... Es difícil dejar a todos contentos.

Podría seguir escribiendo al respecto, pero prefiero que el teléfono hable por si mismo con resultados en las pruebas a las que lo sometimos.
Señoras y señores, con ustedes el Samsung Galaxy S III.

Especificaciones

Red 2G: GSM GRPS EDGE 850/900/1800/1900.

Red 3G: UMTS HSDPA HSPA+ 850/900/1900/2100.

Red 4G: Disponible en algunas regiones.

Dimensiones: 136,6 x 70,6 x 8,6 mm, masa 133 gramos.

Pantalla: Super AMOLED HD de 4,8 pulgada de 16 millones de colores, es del tipo capacitiva, aspecto de imagen 16:9 y resolución de 1280x720 con una densidad de pixeles de 306 por pulgada.

Almacenamiento: 16GB (versión probada), 32GB y 64GB, ampliables con tarjetas MicroSD de hasta 32GB

Sistema Operativo: Android 4.0.4 Ice Cream Sandwich

Procesador: Exynos Quad-core de 1,4GHz

Gráficos: Mali-400MP

Memoria RAM: 1GB

Cámara: 8 Megapixeles (3264x2448 pixeles) con flash LED, grabación de video Full HD 1080p, enfoque automático, temporizador, HDR, cámara frontal de 1,9 Megapixeles.

Conectores: Puerto MicroUSB estándar de alta velocidad y salida de audio  Jack 3.5 mm

Conexiones Inalámbricas: Bluetooth 4.0 con A2DP y EDR, DLNA, Wi-Fi, 802.11 a/b/g/n, Wi-Fi Direct, Wi-Fi Hotspot, NFC, Android Beam, S Beam, A-GPS y GLONASS

Batería: Externa, modelo EB-L1G6LLU de 2100 mAh, del tipo Li-Ion, operando a 3,8 Voltios

Otros: Interfaz TouchWiz 4.0, S Voice, entre otros

Diseño

El Galaxy S III tiene una forma que – según el propio fabricante – tiene una inspiración directa de materiales y formas naturales, por lo que los bordes redondeados, colores orgánicos y sonidos que evocan a los elementos se hacen parte de esta nueva línea de diseño.

A pesar de lo brilloso y suave que resulta, el equipo ofrece un muy buen agarre en la mano, incluso en momentos de sudoración de palmas. Tengo mis dudas respecto a la resistencia de este acabado recubierto en cerámica, pero sólo un uso más intensivo nos dará la respuesta sobre este tema en particular.

Su tamaño no creció en demasía, lo que habla muy bien de las capacidades del equipo de diseño de la surcoreana. Estas son comparaciones de lado, de frente y de ancho que te mostrarán más claramente de lo que te hablo.

Sus bordes son redondeados y suavizados, entregando líneas suaves y muy cuidadas. Esto se ve favorecido por su terminación brillosa y la ausencia de rugosidad en su cuerpo, las que hacen de este poderoso equipo algo sutil y delicado a la vista.

Nuestra unidad es de color Pebble Blue, con una terminación brillosa y veteado metalizado, pero con un look que recuerda a las piedras de río. Un detalle muy bonito que llama la atención a primera vista.

Personalmente creo que es esta versión es la que luce más interesante a la vista. La variante blanca también es muy bonita, pero luce menos Premium que la unidad que ahora mismo estamos revisando. Cosa de gustos.

Siguiendo en la parte trasera encontramos que resalta en la zona superior la cámara de 8 MP, una de las partes que fue sutilmente mejorada si pensamos sólo en las especificaciones, pero que entrega un rendimiento optimizado tanto en grabación de video como en fotografías. Más adelante nos explayamos al respecto.

A la izquierda del lente de la cámara encontramos el flash LED que le acompaña, mientras que a la izquierda está el altavoz del aparato. Esta posición resulta ideal en comparación al modelo anterior pues la altura que tiene el lente permite que nunca quede cubierto al ser apoyado en superficies planas.

La terminación de su rejilla es cromada, resaltando tal como otros detalles en el equipo que están en ese color.

Debajo de esto encontramos el logo de Samsung hecho en metal y ligeramente puestos en relieve. Un detalle meramente estético.

En su borde superior encontramos un micrófono de eliminación de ruido que además oficia para mejorar la grabación de audio localizado para generar un mejor efecto stereo. También verás el conector de audífonos de 3.5mm y el espacio preciso para que introduzcas la uña y puedas destapar el teléfono.

Por el costado izquierdo tienes sólo el botón que permite subir y bajar el volumen.

Al costado derecho verás el botón de encendido/apagado.

En la zona inferior tendrás acceso al otro micrófono y al conector microUSB de carga y sincronización de datos, que además permite conexión TV Out vía MHL.

En Galaxy S II – y en el primero también – la pantalla estaba coronada por un borde cromado que se encargaba de coronar al equipo. En el caso del recién llegado, este borde ha sido eliminado para dar paso a la orilla redondeada del cristal de la pantalla, hecho de Gorilla Glass II.

De hecho, en el frontal del equipo vemos que este vidrio toma completo protagonismo, dejando de lado sus formas rectas para dar paso a una curvatura que recuerda en cierta medida al Galaxy Nexus, pero ejecutado de una manera mucho más elegante y con mejores materiales.

En la zona superior de la pantalla encontramos los sensores de proximidad, de luz ambiental, la cámara frontal de 1.9 MP y – para regocijo de muchos que lo pidieron – un LED multicolor para notificaciones que te dirá a primera vista si tienes alguna interacción que no hayas visto.

La zona inferior del frontal del Galaxy S III tiene un solitario botón físico que te llevará a la pantalla principal, y dos pulsadores hápticos: Menú contextual y Volver.

Un pequeño detalle que nos gustó mucho fue la mantención del acabado de la zona posterior del teléfono en la zona que rodea la pantalla, otorgando uniformidad en el color del equipo y manteniendo el patrón de vetas que predomina en él.

El costado del Galaxy S III tiene las mismas terminaciones del teléfono, aunque menos brillante y en una tonalidad que contrasta según el color del teléfono: Si es blanco, el borde será plateado; si el equipo es azul, un celeste metalizado lo rematará.

Cámara

La cámara que lleva el Samsung Galaxy SIII es muy parecida -- en el papel -- a la que incorpora su antecesor. Su sensor es de 8 megapíxeles, y es capaz de realizar videos en Full HD 1080p a 30 cuadros por segundo e integrando diferentes opciones para mejorar aún más la calidad de las imágenes y videos de muy buena calidad. Está acompañado por un LED blanco de buena potencia.

Fotografía

Nuestro protagonista captura fotografías con una resolución máxima de 3264x2448, además de incorporar funciones como el efecto HDR que mejora el resultado final de la fotografía, enfoque automático o manual, efectos especiales, etc. Se suma también una flash LED que te ayudará en aquellos momentos donde exista poca luz.

Las resoluciones disponibles de la cámara son los siguientes:

  • 8 M 3264x2448 (4:3)
  • 6 M 3264x1836 (16:9)
  • 3.2 M 2048x1536 (4:3)
  • 2.4 M 2048x1152 (16:9)
  • 0.9 M 1280x720 (16:9)
  • 0.3 M 640x480 (4:3)

Los ajustes que tiene disponible el modo fotografía son bastantes completos, aunque se parecen un poco a los que ya trae su antecesor. Aquí te detallaré algunos:

  • Modo de captura > Único - Disparo continuo - HDR - Detección de sonrisa - Belleza - Panorámica - Animación - Compartir foto - Compartir foto de amigo.
  • Modo de enfoque > Enfoque automático - Macro - Detección de rostro
  • Modo de escena > Ninguno - Retrato - Panorama - Nocturno - Deportes - Fiesta/Interior - Playa/Nieve - Atardecer - Color otoñal - Pirotecnia - Texto - Luz de velas - Contraluz
  • Efectos > Ninguno - Negativo - Blanco y negro - Sepia
  • Balance de blancos > Auto - Luz de día - Nublado - Incandescente - Fluorescente
  • ISO > Auto - 100 - 200 - 400 - 800
  • Medición > Centro-pesado - Enfocado - Matriz

Entre las otras opciones existentes, podrás ajustar el valor de la exposición, activar un temporizador, ajustar la medición, activar el sistema estabilizador de movimiento, activar el contraste automático, ajustar la calidad de imagen, activar etiqueta GPS, entre otras opciones.

 


Video

Con el Samsung Galaxy SIII podrás realizar videos con una resolución máxima de 1920x1080 Full HD a una velocidad de 30 cuadros por segundo como calidad máxima. El video se realiza en formato MP4 con el codec AVC a 17,0Mbps y audio con codec AAC a 128Kbps, 48,0KHz, Estéreo.

Los perfiles de grabación que incorpora el modo de video son los siguientes:

  • Full HD 1920x1080 - 16:9 - 30 cuadros por segundo - Audio AAC Estéreo
  • HD 1280x720 - 16:9 - 30 cuadros por segundo - Audio AAC Estéreo
  • SD 720x480 - 4:3 - 30 cuadros por segundo - Audio AAC Estéreo
  • VGA 640x480 - 4:3 - 30 cuadros por segundo - Audio AAC Estéreo
  • QVGA 320x240 4:3 - 30 cuadros por segundo - Audio AAC Estéreo

Al igual que en el modo de fotos, acá podrás personalizar algunos ajustes para obtener un mejor resultado final al momento de realizar videos. Te detallaré algunos a continuación:

  • Efectos > Ninguno - Negativo - Blanco y negro - Sepia
  • Balance de blancos > Auto - Luz de día - Nublado - Incandescente - Fluorescente

También podrás activar el flash LED para usarlo como luz adicional en las grabaciones de video, además podrás ajustar el valor de exposición, activar un temporizador, activar la visibilidad en exterior, activar la antivibración,en entre otras opciones.

A continuación te dejamos con un video grabado con el Samsung Galaxy SIII con la máxima calidad y otro comparando con el Galaxy S II.

Ver en YouTube

Ver en YouTube

Multimedia

El Samsung Galaxy SIII es un equipo que sin duda está 100% optimizado para el mundo multimedia. Cuenta con un potente procesador de cuatro núcleos  y una pantalla de excelente calidad, ideal para poder reproducir hasta películas con la mejor calidad posible. También se incluye un renovado reproductor de música, apoyado por efectos de sonido SoundAlive, siendo capaz de emular audio en 7.1 canales.

Reproductor de Música

El Samsung Galaxy SIII cuenta con un nuevo reproductor de música que integra nuevas opciones, mejorando aún más la calidad de sonido.

Podrás reproducir archivos de música en formatos MP3, WAV, AAC, AAC+ Plus, AC3 y FLAC, además de poder visualizar la caratula del álbum del artista que estás escuchando y la letra de la canción. También posees las típicas opciones de repetición y de reproducción aleatoria que la gran mayoría de los reproductores multimedia posee.

Pero ahora viene lo que más destaca el reproductor, que es su ecualizador y efectos de sonido. El ecualizador está compuesto por 7 bandas llegando hasta 10db como máximo, además podrás ajustar los siguientes efectos:

  • 3D
  • Bass
  • Reverb level
  • Room size
  • Clarity

Y por si fuera poco, tienes hasta 14 perfiles de ecualización pre-definidos. Estos son:

  • Auto
  • Normal
  • Pop
  • Rock
  • Dance
  • Jazz
  • Clásica
  • Vocal
  • Aumentos de graves
  • Aumentos de agudos
  • Virtual 7.1 CH
  • Externalización
  • Café
  • Musical

Todos estos efectos de sonidos son potenciados por SoundAlive.

Y finalmente podemos ver otras de las novedades que trae esta nueva versión, ya que ahora se puede reproducir canciones directamente por carpetas, lo que sin duda acomodará a muchos en su reproducción de música.

Radio FM

Nuestro nuevo integrante de la familia Galaxy, cuenta con una Radio FM incorporada muy completa. Es muy parecida a la interfaz que tiene la radio del Samsung Galaxy Note.

Podrás realizar grabaciones de audio directamente desde la Radio FM y ver información de la emisora gracias a la tecnología RDS que te permitirá saber qué canción se está emitiendo actualmente u otra información importante de la emisora o info local.

La calidad de la señal recepcionada es muy buena, al igual que la calidad de sonido que tenía buenos bajos y agudos y buena potencia de audio, cosa que hay que destacar porque en otros equipos la potencia de audio es bien baja en la Radio FM.

Reproducción de Video

Con el Samsung Galaxy SIII podrás reproducir videos en formatos AVI, DivX, XviD, MP4 y 3GP con una resolución máxima de 1920x1080 y a una velocidad de 30 cuadros por segundos y hasta 60 cuadros en una resolución de 1280x720.

El reproductor te permitirá elegir opciones de repetición, además de poder controlar el brillo de la pantalla y permitir que te ordene un video por capítulos y también te permitirá editarlos.

Internet

Ya que tenemos la oportunidad de probar un smartphone con una pantalla muy grande, además de que esta tiene una resolución adecuada para estos tiempos, pudimos ver lo importante que resulta poder configurar el tamaño de la letra desde el sistema operativo, ya que si te pones a navegar y quieres aprovechar al máximo el teléfono lo podrás hacer de forma adecuada, viendo mayor cantidad de información de la que podrías ver con otros equipos.

El rendimiento del navegador es levemente mejor que en otros terminales y seguramente se debe al hardware que acompaña a este celular, ya que las páginas con gran cantidad de información tardan menos tiempo en ser desplegadas, por supuesto, dejando de lado los aspectos de velocidad de transferencia de datos (redes inalámbricas o plan de datos). Por otra parte, este navegador nos permite tener una gran cantidad de ventanas abiertas sin que el smartphone siquiera se de por enterado, es decir, es completamente fluido.

GPS

El GPS que incorpora nuestro gran protagonista funciona excelente, no demora prácticamente nada en conectarse con los satélites. Además, este equipo soporta GLONASS, un Sistema Global de Navegación por Satélite (GNSS) desarrollado por la Unión Soviética siendo hoy administrado por la Federación Rusa y que representa la contrapartida al GPS estadounidense que todos conocemos. GLONASS es una constelación de 24 satélites (21 en activo y 3 satélites de repuesto) situados en tres planos orbitales con 8 satélites cada uno y siguiendo una órbita inclinada de 64,8° con un radio de 25.510 kilómetros.

La constelación GLONASS se mueve en órbita alrededor de la tierra con una altitud de 19 100 kilómetros (algo más bajo que el GPS tradicional) y tarda aproximadamente 11 horas y 15 minutos en completar una órbita. De esta manera, tarda mucho menos en conectar y ofrece una mejor precisión.

Para más información sobre GLONASS, revisa el completo post que escribió Hugo Morales.

Gracias a esto, funciona igual de bien que los GPS que incorpora los Nokia que son los mejores, hay que decirlo. Demora tan solo 3 segundos en conectar con los satélites, aunque dependiendo del lugar obviamente, aunque nuestra prueba la realizamos al aire libre.

Como todo Android, incorpora Google Maps y Google Navigator para poder utilizar el GPS, aplicaciones que funcionan muy bien y sin ningún problema. Desde Play Store podrás descargar Google Earth y otras apps como Waze para poder hacer uso del GPS del equipo.

Pantalla

La pantalla que incorpora el Samsung Galaxy S III es Super AMOLED HD, con un tamaño de 4,8 pulgadas y 1280x720 pixeles, que nos permiten ver contenido en HD en su tamaño real. Los 16 millones de colores de esta pantalla AMOLED se notan, ya que logra tonos muy vívidos y negros reales, que dan un correcto contraste y brillo a las imágenes o videos que observemos en el nuevo buque insignia de la surcoreana.

También, debemos destacar el cristal Gorilla Glass II que protege a la pantalla, que es más delgado que el Gorilla Glass que equipa el antecesor del S III. La sensibilidad de la pantalla multi táctil es muy buena y se siente más rápida la respuesta ante una acción, aunque no podemos asegurar si se debe a que el procesador es más potente o que el elemento capacitivo de la pantalla ha mejorado su sensibilidad aumentando además los puntos de presión que puede reconocer para tener movimientos más precisos. Ahora, lo real es que la sensación de uso mejoró en este aspecto.

A plena luz del sol, la pantalla Super AMOLED HD se comporta muy bien, aunque es necesario colocar el brillo al máximo. Para rematar, muchos pensaron que el S III no tendría una pantalla con formato de subpixel del tipo PenTile o que tendría uno nuevo, pero para sorpresa nuestra la pantalla es extremadamente parecida a la del Galaxy Note.

Audio

El Samsung Galaxy SIII cuenta con dos fuentes de audio: El auricular y el altavoz.

La calidad de sonido que te entrega el auricular al momento de realizar llamadas es muy buena. Te da un sonido nítido, fuerte y claro, el cual no se satura al tener el volumen muy elevado.

El altavoz no me gustó del todo porque encontré que entrega un sonido algo "chillón", no entrega ese sonido que encontramos en el Galaxy SII y en el Note. Igual tiene un sonido aceptable y suena bien fuerte, pero no era lo que me esperaba personalmente. Ahora, lo bueno es que se ubica al lado de la cámara y ésta se encuentra sobresalida de la carcasa, lo que permite que el sonido salga normalmente cuando el equipo se encuentra sobre una superficie plana.

Sistema Operativo

El Samsung Galaxy SIII viene de fábrica con el sistema operativo Android 4.0.4 Ice Cream Sandwich, personalizado por la nueva interfaz TouchWiz 4.0 de Samsung. Gracias al poderoso procesador Quad-core, Android vuela en este teléfono como nunca antes visto, realmente impresiona la velocidad ganada.

Home Screen

La nueva pantalla de inicio que muestra nuestro protagonista es totalmente diferente ---- gráficamente hablando---- a la que ya incorporan los antecesores de la familia Galaxy, incorporando nuevos efectos de transición y animaciones, agregando además algunos sonidos que se complementan con los efectos visuales.

Está compuesto por 7 escritorios, los cuales puedes eliminar o agregar más escritorios. En ellos puedes agregar widgets, crear carpetas y accesos directos.

También tienes 5 fondos de pantallas fijos y 8 fondos animados para poder personalizar completamente tus escritorios.

Contactos

La interfaz del menú de Contactos es muy parecida a la que podemos ver en el Samsung Galaxy SII con Ice Cream Sandwich; o sea, la misma que encontramos en la mayoría de los equipos de la familia Galaxy de última generación. Podrás agregar toda la información de aquel contacto, como el nombre, teléfono, asignarlo a un grupo, correo, nombre de chat, dirección, notas, seudónimo, sitio web y el número de llamada por Internet, agregando además la foto del contacto.

Galería

La Galería Multimedia es prácticamente igual a la que trae Ice Cream Sandwich originalmente, solo cambian algunos colores e íconos.

Menú y otras aplicaciones

Por acá podemos ver el menú principal del Samsung Galaxy SIII, el cual mantiene la interfaz original HOLO de Ice Cream Sandwich, juntando las aplicaciones y widgets, pero con un toque de TouchWiz.

Por acá vemos el menú de configuración:

Por acá vemos cómo es el teclado numérico:

También tenemos algunas aplicaciones y funciones exclusivas que Samsung ha implementado en el Galaxy SIII. Alguna de ellas te las detallaremos a continuación:

S Voice

Esta es una de las características más interesantes del teléfono. A modo de una muy capaz respuesta a Apple y su asistente personal Siri, S Voice recibe las solicitudes del usuario, las procesa, las entiende y entrega información relevante basado en lo pedido. El sistema funciona bastante bien en inglés, reconociendo comandos sencillos para llamar, enviar mensajes y correo electrónico, consultas sobre el clima en tu zona, búsquedas en internet, reproducir medios y otras cosas.

Este servicio -- contrario a su competencia -- está disponible en español, con localizaciones para España y Latinoamérica. En pruebas con esta última variante los resultados fueron más que satisfactorios, aunque todavía no nos termina de entender cuando le pedimos que busque algunas cosas en inglés que tienen una pronunciación similar en nuestro idioma. De todas formas, está muy bien lograda la interacción, consiguiendo que las conversaciones con este asistente sean naturales y fluidas.

S Beam

Este servicio es la versión de Samsung para Beam, implementado con anterioridad en el Galaxy Nexus, se vale de Wi-Fi Direct y NFC para generar una interacción rápida y así servir de interfaz para traspasar información de forma rápida y estable. Su velocidad prometida de 300 MBps es muy cercana a la realidad en uso, y la experiencia resulta más que placentera para transferir archivos de considerable tamaño.

Sin duda, un buen uso para el NFC, que cada día se aleja más de ser sólo un estándar deseado para medios de pago, y que comienza a utilizarse en el mundo real como medio de comunicación entre equipos, otros aparatos y accesorios.

Conectividad

El Samsung Galaxy SIII cuenta es bastante completo en cuanto a conectividad. Incorpora Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/, Bluetooth 4.0, 3G/HSDPA/HSPA+, Wi-Fi Hotspot, DLNA, NFC, Android Beam y S Beam.

Nuestro protagonista está apto para poder operar en la mayoría de los operadores del Mundo, ya que opera en redes GSM GPRS EDGE 850/900/1800/1900 y en UMTS HSDPA HSPA+ 850/900/1900/2100. Además es compatible con redes LTE 4G en algunos países.

Probamos el Wi-Fi y funciona bastante bien, similar a como funciona en el Galaxy Note. Tiene una muy buena velocidad de transferencia y una muy buena recepción de señal.

Al igual que el Wi-Fi Hotspot, siendo capaz de tener hasta 8 dispositivos conectados a la red Wi-Fi creada por el Samsung Galaxy SIII.

Probamos el Bluetooth 4.0 del Samsung Galaxy SIII con el Bluetooth 3.0 del Galaxy SII transfiriendo un archivo que no pesa más de 5 MB, se transfirió en tan solo 32 segundos, mientras que por Wi-Fi Direct, la transferencia se realizó en 7 segundos.

El sistema DLNA también funcionaba correctamente ya que en ningún momento tuvimos algún corte en la reproducción de video en HD o al momento de reproducir música.

Batería

La batería del Samsung Galaxy SIII es del tipo Li-Ion de 2100 mAh, modelo EB-L1G6LLU y opera a 3,8 Voltios.

Personalmente debo decir que la duración de batería me sorprendió. Yo comienzo a usar el equipo cargado completamente desde las 06:30 de la mañana y desde ahí estoy todo el día utilizando el equipo, ya sea para chatear por WhatsApp, responder y escribir correos, revisar Twitter y escuchar música vía Bluetooth, sin dejar de mencionar las llamadas telefónicas.

Si hago esto mismo en otros equipos, la batería me alcanza a durar con suerte hasta las 19:00 o 20:00 hrs. aproximadamente. Con el Samsung Galaxy SIII me quedaba batería hasta para el día siguiente, ofreciéndome una autonomía en uso real de un poco más de 24 horas, algo que es notablemente y se agradece mucho, para que no tenga que andar con el cargador para todos lados.

Benchmarks

AnTuTu Benchmark

Quadrant

Vellamo

Conclusión

El Galaxy S III es una bala. Una bala cerámica, elegante y de diseño muy bien cuidado. Sus especificaciones técnicas gritan innovación por todos lados, y cada una de las mejoras implementadas han sido desarrolladas con el consumidor final en cuenta, lo que de seguro será un agrado para aquellos que experimenten las novedades que este aparato trae.

Nos llama la atención el consumo de batería, un problema eterno en este segmento, pero muy bien resuelto por los surcoreanos para ofrecer un consumo más que acorde a lo que alguien buscaría, que termina por exceder nuestros exigentes estándares.

La cámara también ha visto una serie de cambios que favorecen de forma notable la calidad de la imagen, el uso de recursos y la integración con redes sociales, permitiendo mejorar la experiencia en esta área de forma sustancial en comparación con su antecesor.

No es exagerado decir que si hablamos de comparaciones en uso real del equipo y su sistema operativo, el Galaxy S III está un paso arriba de muchos de sus competidores contemporáneos, y varios otros arriba del S II, un ícono de la industria en 2011. El salto en rendimiento es realmente notorio cuando hablamos de la integración del conjunto hardware + software, pero – nuevamente – más por experiencia que por otras cosas más subjetivas como la velocidad de reacción… Sí, esto también mejoró, pero quizás no todos puedan notarlo efectivamente en el día a día.

Sin embargo, para los cánones de hoy en día, estamos ante un gigante de características subutilizadas. Android como sistema operativo está optimizado para funcionar de forma más que correcta en este equipo; sin embargo, el 95% de las aplicaciones en Google Play no saca real partido de las capacidades del procesador. ¿Para qué usar 4 núcleos si la mayor parte de equipos en el mercado todavía usa sólo uno?

Tal como sucedió con la llegada de procesadores doble núcleo, tocará esperar un tiempo para ver cómo lo hacen los desarrolladores para sacarle real provecho a un aparato que – sin lugar a dudas – se convierte en uno de los más relevantes del primer semestre de 2012, dejando la vara muy alta para los competidores que lleguen después con sus productos.

¿Y qué queda para la propia empresa surcoreana? Bueno, desde ya podemos anticipar una buena venta de su gama alta, atendiendo a la gran expectación generada en la previa, y a la gran campaña publicitaria que realizará para empujarlo desde su lanzamiento.

Sin duda es un gran teléfono… De lo mejor que ha pasado por nuestras manos. De hecho, nos costó encontrarle un problema o algo para destacar desde un punto de vista negativo. Quizás nos quedaríamos con la temperatura que genera estando en la mano y la falta de algunas características que nos hubiese gustado ver… Porque de eso se trata este aparato, de marcar un presente más que auspicioso para una compañía que ya logró consolidarse en la primera línea de la industria móvil mundial.

También es una declaración de principios a futuro: Su camino a seguir, la introducción de materiales nuevos y un cambio en el diseño que es coherente con los cambios en experiencia, y que promete seguir optimizándose en este último ámbito más que en más y más potencia.

La nefasta carrera de los núcleos y los gigahertz -- esa misma que vimos en computadores -- no es coherente con las cosas que una persona busca en su Smartphone. Sí, el poder es algo deseable, pero si la batería te dura dos horas no sirve de nada… En Samsung por fin lo comenzaron a entender.

Sin embargo, lo más importante que podemos destacar de este equipo es lo que no es evidente, y nos regresa a esa discusión de fines de febrero de 2011, en que todos pensamos sobre lo que vendría más adelante.

¿Cómo van a superar esto en Samsung? De seguro ya están trabajando en eso hace tiempo, y las expectativas estarán más altas que nunca. ¿Podrán competir con la sombra de sus propios productos?

Esperamos que sí…

Lo Imperdible

  • Pantalla de excelente definición y buen color.
  • Batería otorga muy buena autonomía.
  • Servicios y complementos a Android muy bien ejecutados.
  • LED Multicolor para notificaciones.

Lo Impresentable

  • La cámara pudo haber sido mejor.
  • Botón Home resulta incómodo si tienes dedos gruesos.
  • Sonido del altavoz muy agudo. Sonido podría molestar a volumen alto.
Y antes de finalizar, te dejamos con un video para que veas al Samsung Galaxy SIII en acción:

 

powered byDisqus