Apple: Samsung dijo que el iPhone era "fácil de copiar"

La compañía presentó sus argumentos iniciales previo al juicio que enfrenta contra la firma coreana y que comienza el lunes en Estados Unidos.

La próxima semana se inicia el juicio entre Apple y Samsung en Estados Unidos, pero la compañía de la manzana presentó hoy sus "argumentos de apertura", presentando a Samsung como un ladrón de diseños que le copió al crear sus productos.

Apple comenzó haciendo una comparación entre los teléfonos Samsung de 2006, y los equipos de la compañía lanzados en 2010. Como era de esperarse, antes de 2006 estaban llenos de botones, y después eran todos rectángulos sin botones. El abogado Harold McInhenny argumentó que este cambio radical se dio debido al lanzamiento del iPhone en enero de 2007.

McInhenny describió el éxito del iPhone original, atribuido a su interfaz gráfica intuitiva y el vidrio negro que va de borde a borde y que "atrae" a la gente al teléfono. De acuerdo al abogado, Samsung en lugar de innovar y crear su propio diseño, copió el iPhone y su interfaz. Acto seguido mostró varias diapositivas de documentos internos de la firma coreana, incluyendo un análisis interno del impacto del iPhone fechado en septiembre de 2007, que señala que competir con el iPhone "es inevitable" y que su hardware era "fácil de copiar".

El abogado presentó cuatro patentes de diseño y tres de funcionalidades, que según Apple, Samsung está infringiendo. Se mostraron comparaciones en video detallando las similitudes. Luego McInhenny aseguró que lo mismo ocurrió con el lanzamiento del iPad en 2010.

Un segundo abogado de la firma, William Lee, aseguró luego que los reclamos de Samsung contra Apple son "medidas de reacción" presentadas después de que la compañía de la manzana hizo sus demandas. Lee indicó que la empresa coreana no siguió los procedimientos adecuados respecto a sus patentes estándares esenciales - que deben licenciarse a cualquiera que las solicite por un precio justo -,  y que Apple compra los chips que supuestamente están infringiendo las patentes que alega Samsung a Intel, que paga por los derechos.

Según el abogado, Samsung ha vendido 22,7 millones de equipos en Estados Unidos, aprovechándose de la propiedad intelectual de Apple, lo que le generó USD$8.160 millones en ingresos y USD$2.000 millones en ganancias. Como consecuencia, Apple quiere que le paguen USD$2.525 millones por daños.

Samsung todavía tiene que presentar sus argumentos iniciales en un rato más, que seguro contarán una historia muy diferente a la que presentó Apple.

Link: Apple's opening statement: Samsung said iPhone was 'easy to copy' (The Verge)

powered byDisqus