Veredicto: Samsung infringió las patentes de software y de diseño de Apple

La compañía coreana tendrá que pagar USD$1.051 millones a la firma de la manzana.

Tras 21 horas de deliberación en tres días, el jurado de 9 personas del caso de Apple vs Samsung llegó a una conclusión, determinando que la compañía coreana deberá pagar USD$1.051 millones a la firma de Cupertino.

El monto por infracción por dispositivo es el siguiente:

  • USD$57 millones por el Samsung Prevail
  • USD$44,7 millones por el Infuse 4G
  • USD$53,1 millones por el Mesmerize
  • USD$3,3 millones por el Replenish
  • USD$954.060 por el Transform

El jurado determinó que Samsung infringió las patentes de software de Apple en todos sus dispositivos móviles. El caso se refería a las patentes de "pinch to zoom", "tap to zoom" y la patente de "rebote", que hace que una pantalla vuelva a su posición original si la sueltas mientras la estabas moviendo, sin superar un umbral específico.

Entre los equipos referidos está el Epic 4G, Galaxy S II, Galaxy Tab, Galaxy Tab 10.1, Infuse 4G, Nexus S, Galaxy Ace, etc.

En tanto, el jurado también determinó que Samsung infringió las patentes de diseño en múltiples dispositivos. La compañía coreana infringió patentes relacionadas con la ubicación del parlante y la instalación de vidrio sobre toda la superficie del equipo en dispositivos como el Fascinate, Galaxy S II, Vibrant y otros. También infringió una patente respecto a la ubicación del botón de inicio y bordes redondeados del dispositivo en el Galaxy S, Infuse 4G y otros, y la ubicación y despliegue de los iconos en casi todos los dispositivos.

El único que se salvó totalmente fue el Galaxy Tab 10.1, que no infringió el diseño del iPad.

El jurado también indicó que Samsung confundió a los consumidores, pero sólo en el caso del iPhone 3G, con los equipos Fascinate, Galaxy S, Galaxy S 4G, Showcase, Mesmerize y Vibrant.

¿Y qué hay de las contrademandas de Samsung? La compañía coreana acusó a Apple de infringir algunas de sus patentes relacionadas a comunicación inalámbrica. Sin embargo, el jurado encontró que la firma de la manzana no era culpable.

Apple demandó a Samsung el 15 de abril de 2011, acusándolo de que varios de sus equipos Android infringían la propiedad intelectual de la compañía, tanto en patentes como en el diseño de los modelos, exigiendo un pago de USD$2.500 millones en daños. El juicio en Estados Unidos es una parte de la pelea que existe entre ambas empresas y que se está desarrollando alrededor del mundo. Este viernes, ambas empresas fueron sancionadas en Corea del Sur.

powered byDisqus