Llueven las críticas por el nuevo conector de Apple para el iPhone 5

La decisión de Apple echó por la borda todos los accesorios para los iPhone que los usuarios han comprado los últimos años

Con el lanzamiento ayer del nuevo iPhone 5, Apple confirmó los rumores de que iba a traer un nuevo conector de 8 pins llamado Lightning, como una forma de renovar su viejo cable de 30 pins que se usaba en todos los dispositivos de la empresa de Cupertino desde que lanzaron el iPod el 2003.

Sin embargo, mientras toda la industria tecnológica dio un paso gigantesco al estandarizar sus conectores al formato micro USB, Apple navega contra la corriente con un formato propietario donde siguen teniendo el control absoluto de los accesorios fabricados por terceros (y para atenuar el rápido cambio ofrecen un adaptador a US$ 29).

Ésto ha despertado críticas entre los analistas de la industria no sólo por un asunto de precios en medio de una economía estancada, sino que también en el sentido ecológico: Cuando los fabricantes de celulares aceptaron usar sólo micro USB, se buscaba una eficiencia energética que no existía debido a que en una casa existían múltiples cargadores para cada modelo de celular de sus residentes.

El vicepresidente senior de Apple, Phil Schiller, intentó explicar que con el cambio de conector buscaban crear productos tan delgados como el nuevo iPhone y los nuevos iPods, lo que habría sido imposible con el viejo conector de 30 pins. Es cierto, el viejo conector era grande, pero entonces ¿por qué no adoptaron definitivamente el formato micro USB?

Según calculos de la industria tecnológica, la estandarización eliminó unas 51.000 toneladas anuales de cargadores de repuesto para celulares que habrían terminado en un basural. Incluso estimaron que redujeron su huella de carbono, por lo bajo, en unas 13,6 millones de toneladas al año, sin contar con los beneficios de que los cargadores certificados puede llegar a ser incluso tres veces más eficientes en su consumo energético que los no certificados.

Para peor, el Lightning es sólo un cable USB 2.0 (que alcanza una velocidad de 60 MBps), cuando perfectamente pudo ser uno 3.0 que es 10 veces más rápido. No habrán mayores diferencias a la hora de sincronizar o recargar el iPhone 5 comparándolo al 4S.

Mientras que el adaptador de Lightning al viejo cable 30 pins, como lo señala la página oficial de Apple, tampoco será compatible con los accesorios actuales destinados a la salida de señales de video para la televisión, o de audio análogo, por lo que obligarán a los usuarios a comprar nuevos accesorios para que cumplan estas funciones.

Claro, hay gente que argumenta que el beneficio de un cable con pins al estilo Apple es que así se facilita que el teléfono no cargue los drivers de un accesorio, como ocurriría con el formato USB, lo que significa menos procesos para el teléfono y menos trabajo para los fabricantes de accesorios. Sin embargo, con la rápidez de los procesadores actuales para teléfonos, dudamos que este argumento sea sostenible.

Links:

-But here is the bad news... the iPhone 5 includes new dock connector which makes thousands of Apple accessories obsolete (unless you buy £18 adapter) (Daily Mail)

-Interview: Phil Schiller on Why the iPhone 5 Has a New Connector but Not NFC or Wireless Charging (All Things D)

-Apple's dock connector change is awful, don't kid yourselves (C|Net)

powered byDisqus