El 75% de los habitantes del mundo tiene acceso a un teléfono móvil

Más de 6.000 millones de personas desarrollan sus actividades diarias con un teléfono en el bolsillo. Pero ojo, no todo se trata de llamadas y mensajes de texto... Hay cambios de paradigma que propician esta adopción.

Por si todavía quedaba alguna duda respecto a la enorme penetración que estos pequeños aparatos que los que gustamos de hablar han tenido en el mundo, y según cifras del Banco Mundial, tres cuartos de la gente con que compartimos este enorme planeta tiene la posibilidad de acceder a un teléfono móvil de forma directa. Hablamos de una cifra superior a 6.000 millones de personas que se comunican activamente desde un móvil con amigos, familia, cercanos o perfectos desconocidos.

Sólo para poner en contexto este explosivo aumento, en el año 2000 esta cifra era inferior a 1.000 millones de habitantes.

El mismo reporte asegura que más de 30 mil millones de aplicaciones móviles fueron descargadas hasta el fin de 2011, algo empujado por la creciente adopción de smartphones y feature phones más inteligentes, con capacidades de expandir sus funciones a través de software creado por terceros y distribuido a través de tiendas propias de cada sistema operativo.

De todas formas, lejos de la lucha de patentes y especificaciones que tanto nos gusta discutir, el grueso de estos aparatos son equipos sencillos y con prestaciones mínimas, los que se adaptan perfectamente a la realidad de muchos países en vías de desarrollo en los que la adopción de móviles era baja debido al costo del terminal, la falta de infraestructura eléctrica y de telecomunicaciones para sustentar el uso provechoso de un teléfono y al valor que el servicio de voz y datos tenía en esas zonas... Brechas que en los últimos años se han reducido dramáticamente, propiciando una explosión en África y múltiples lugares de Asia.

Estos teléfonos han sido integrados de forma notable a la vida de los usuarios en estas zonas, donde temas como el pago móvil y la ejecución de tareas rutinarias se han visto impactadas positivamente, permitiendo acceder a soluciones casi a la medida de cada país, ciudad, poblado o grupo específico de personas.

Un caso de esto está en India, donde un municipio específico ha desarrollado 20 aplicaciones de amplio uso que permiten realizar trámites e interactuar con el gobierno local y nacional en tareas tan tediosas como conseguir un certificado, averiguar sobre subsidios o beneficios que pudieran apoyarles, y múltiples otras finalidades que les hacen la vida más fácil sin tener que desplazarse largos tramos para conseguir el mismo resultado.

Sumando a esto la enorme aceptación que han tenido equipos aptos para navegación wap y web, el fenómeno que se ha dado en los últimos años en territorios como el antes señalado se comienza a repetir alrededor del mundo, permitiendo a muchas personas tener su primer acceso a internet en la palma de su mano. Nada mal, ¿no?

Ver en YouTube

Otro caso exitoso es Kenya, de donde -- aunque no lo creas -- provienen los mayores avances en pago móvil del último tiempo. Allá, la empresa M-Pesa, derivada de SafariCom y con capitales de Vodafone, ha creado un ecosistema de transacciones que logra entregar soluciones a usuarios que buscaban una solución sencilla para realizar transferencias de dinero, pagos, retiros desde cajeros automáticos y una serie de otras acciones cotidianas para la comunidad a través de aplicaciones precargadas en la SIM o usando códigos USSD.

M-Pesa ha impulsado exitosamente el pago móvil en diferentes países, aunque fracasó en Sudáfrica. De todas formas, ha logrado amasar una base de usuarios que ya sobrepasa los 14 millones y ayudando a transacciones seguras que reducen el impacto del dinero falso y las enormes distancias que separan un pueblo de otro, ambas situaciones son todo un problema en estos países resuelto de forma sencilla.

Ver en YouTube

Otro de los temas que ha impulsado la penetración de móviles está relacionado con la búsqueda de trabajo. En Palestina este es un tema crucial debido a los numerosos bloqueos que mantienen a la población separada y la complicación para conseguir un vehículo para trasladarse, haciendo prácticamente imposible enterarse de oportunidades laborales y aplicar a ellas si se está fuera de un núcleo muy cerrado.

JobMatch ayuda a que estas barreras no sean impedimento juntando ofertas de trabajo con gente calificada para realizarlos. Vía SMS pueden negociar los tratos, cerrarlos y luego ser evaluados por sus labores, cerrando brechas geográficas y políticas con el único fin de mejorar la calidad de vida de los palestinos.

Probablemente, al no vivir estas realidades, no logramos dimensionar el profundo cambio de paradigma que la tecnología móvil ha propiciado en lugares de bajo acceso a tecnología; sin embargo, el acceso a infraestructura y a equipos de gama alta también ha generado nuestra propia revolución en la que tomamos parte fundamental cada día, sentados en un palco del que todavía no podemos apreciar hacia dónde vamos exactamente, ni hacia dónde nos llevará todo esto.

Si algo nos puede comprobar este estudio es que, curiosamente, parece estar lleno de oportunidades en aquellos nichos de mercado ignorados por las grandes compañías y las tendencias masivas. Tanto en mercados en desarrollo como totalmente desarrollados y maduros, quizás sea tiempo de pensar fuera de la caja para propiciar esa inclusión tan añorada por personas actualmente abajo de la ola en la que vivimos el día a día en términos de acceso a telefonía y datos.

No sólo se trata de aplicaciones, sino también de servicios de acceso universal que vayan en beneficio de un segmento ignorado. Esto ha disparado el acceso en múltiples mercados, y -- con seguridad -- será el vehículo que nos lleve a mejores cifras de acceso a tecnología móvil.

Link: Mobile phone access reaches three quarters of world population (Textually)

powered byDisqus