Más de mil millones de equipos después, Gorilla Glass suma y sigue

El componente que luce más sencillo, y al mismo tiempo más evolucionado de un smartphone, tiene a Corning -- su fabricante -- celebrando cifras realmente asombrosas.

Eso de decir que existe un antes y un después en alguna situación suena a cliché barato y de poca monta, pero poco es lo único que podría representar con justicia el adelanto que significó para la industria móvil el desarrollo que Corning hiciera para ofrecer una lámina de cristal resistente a golpes y rayas.

Es por eso que el Gorilla Glass se convirtió en un imprescindible en equipos de gama media y alta, entregando la resistencia requerida a estos equipos cada vez más caros y funcionales.

Hoy por hoy, más de mil millones de equipos después, Corning celebra la increible penetración de su producto: 33 marcas ofrecen este producto en alguna de sus lineas, 500 modelos a la venta lo incorporan y -- lo que es mejor para el consumidor -- ha forzado la mejora de los materiales provistos por sus competidores, empujando una más amplia gama de elecciones para quien quiera un teléfono más resistente.

Por eso, y por darnos un poco más de seguridad ante la opción de andar sin mayor protección con nuestros equipos, hoy saludamos el éxito de este componente. Un proceso generado allá en los años 60, pero que en 2007 comenzó a convertirse en un estándar de facto en lo que a resistencia de equipos portátiles se refiere.

powered byDisqus