Empresa Mexicana gana a Apple demanda por el nombre "Ifone"

Ifone Vs. iPhone, he allí el dilema. Los mexicanos se han impuesto pero Apple podrá seguir vendiendo su móvil con el nombre de siempre.

En 2009, una empresa mexicana de nombre Ifone fue demandada por Apple, la comercializadora de un móvil llamado "iPhone", ya que su pronunciación causaba confusión entre los usuarios mexicanos. Pues bien, esta lucha entre David y Goliath ha llegado a su fin y los de Cupertino deberán indemnizar a los del país azteca pagando una cifra que aún no ha sido revelada.

Según Eduardo Gallart, abogado de Ifone, "La ley prevé un piso de 40% del precio de venta de los servicios que se hubieren comercializado en violación a la ley en nuestro país... Es la tercera ocasión en que Apple pierde y eso demuestra la verdad jurídica evidente: Ifone está en pleno derecho del uso de su marca".

La compañía mexicana afirma que usa el nombre Ifone desde el año 2003 y que lo inventaron pensando en la unión de los términos "Internet" y "Teléfono". Según esto, Apple habría llegado a México con el iPhone cuatro años después, en 2007. El conflicto ha dado varios grandes momentos desde su inicio en 2009, cuando la propia Apple intentó una acción contra la mexicana para prohibirle el uso de su nombre.

Pero, ¿perjudicará mucho a Apple este asunto? No.

A pesar del fallo, Apple en México aparece inmutable, pues su Website ha anunciado con total normalidad la venta del iPhone 5, de modo que es muy probable que el asunto termine con el pago de la indemnización y la continuidad en el uso de ambos nombres: Ifone para la mexicana y iPhone, para la estadounidense.

La explicación teórica para esto la ofrece The Verge: las marcas se registran según la categoría en la que funcionan. Apple, por ejemplo, en México tiene categoría 9 que corresponde a hardware y a la 28, que responde al negocio de los juegos computarizados. La compañía Ifone está en la categoría 38, referida a servicios de telecomunicaciones, y es allí donde Apple no podrá registrar y usar "iPhone" como suyo. Es decir, que si existiese una operadora "iPhone" en México tendría que llamarse diferente, pero el equipo en sí está a salvo.

Aunque para la empresa mexicana es una gran victoria que le hará repuntar en fama y en dinero, valdría la pena preguntarnos: ¿Le conviene seguir llamándose "Ifone" y ser asociada continuamente con Apple, incluso confundida con un proveedor suyo?

Aunque hayan usado el nombre primero, es innegable que la colectividad piensa en "aífon" como ese teléfono blanco y costoso de la compañía estadounidense. Si la empresa fuera tuya, ¿le dejarías el nombre o eventualmente se lo cambiarías?

Link: iPhone, iFone, and Apple's Mexican trademark standoff: what's really going on. (The Verge)

 

powered byDisqus