MorphWiz, un sintetizador musical como nunca lo habías visto [W App]

Creada por Jordan Rudess, tecladista y miembro de la banda Dream Theater, esta herramienta lleva al expresión musical más allá de lo que conocíamos.

Jordan Rudess, tecladista y miembro de la banda Dream Theater, además de ser un virtuoso sobre el escenario también hace lo suyo detrás del monitor de una computadora, lugar donde ha dado origen a la aplicación MorphWiz, una herramienta que permite a cualquier persona expresarse musicalmente a través de la pantalla táctil de dispositivos móviles, siendo la consigna algo muy simple: tocas la pantalla y suena un sintetizador.

¿Cómo funciona?

Ver en YouTube

Obviamente y como es de esperar de Jordan Rudess, MorphWiz es mucho más complejo que sólo "tocar y sonar", siendo lo más importante entender que la superficie táctil es sensible en todos los sentidos y que según el lugar donde toquemos, sonará distinto. De izquierda a derecha corre la escala musical tal como en un teclado, mientras que de arriba hacia abajo varía la modulación, frecuencia u otro parámetro de la nota musical. Al mismo tiempo, la transición entre una nota u otra, si arrastramos el dedo en lugar de levantar para cambiar, se hace variando el tono (pitch), logrando mayor fluidez.

Esto da como resultado una interpretación de gran expresión e intención, ya que por ejemplo, en un teclado convencional debemos modificar la modulación y pitch a través de dos ruedas diferentes, al mismo tiempo que se tocan las teclas. En MorphWiz con un dedo nos basta para hacer todo eso, resultando bastante cómodo especialmente en pantallas táctiles de buen tamaño, como en una tableta de diez pulgadas.

Diseño gráfico

Un segundo aspecto que inmediatamente llama la atención, es el aspecto gráfico de la aplicación. Porque bien se pudo haber hecho este instrumento musical de manera simple y sobria, sin embargo, para llamar aún más la atención de los usuarios es que se utilizan modelos de iluminación y fondos animados en movimiento muy llamativos, los que reaccionan según cómo toquemos el panel táctil.

En aparatos de prestaciones técnicas humildes podemos tener algunos problemas de latencia a causa de los efectos especiales, es decir, un tiempo de retraso entre el momento que tocamos la pantalla y cuando se genera el sonido, lo que llega como desventaja pero se puede ajustar en iOS, no así en Android, permitiendo el mejor desempeño del instrumento. Más adelante hablaremos sobre las diferencias entre ambas versiones.

Funciones avanzadas

Una vez que entendemos lo básico y nos deslumbramos con los gráficos, buscamos ir más allá y en esto es que MorphWiz destaca y se lleva aplausos. Porque no sólo el sistema de interpretación es novedoso y bien logrado, sino que además la experiencia musical de Jordan Rudess permite que la aplicación tenga funciones avanzadas de excelencia, quizás ocultas bajo gráficas exuberantes, pero a disposición para los que desean personalizar el sonido generado por el sintetizador que da vida a la herramienta, porque claro, estamos frente a un sintetizador digital hecho y derecho.

Así, nos encontramos con una serie de sonidos pre-definidos de fábrica o presets, los que vienen bajo nombres creativos y muestran un sonido diferente para el sintetizador, variando desde tonos bajos y siniestros hasta campañas angelicales, siendo muy amplia la elección.

En Android podemos controlar el tipo de escala musical que aparece en pantalla, con el objetivo de lograr una fácil coherencia entre las notas musicales a disposición. Por su puesto que se puede ver la escala cromática completa, pero a la vez se pueden "filtrar" o quitar notas para ver otras escalas como subconjuntos de la cromática completa, accediendo a escalas menores, mayores naturales y muchas más de manera automática y sin necesidad de saberlas de antemano. Sí, gracias Jordan Rudess.

Por otro lado, el deslizador de la izquierda controla un parámetro que varía según el preset escogido, el que generalmente intercambia función con el desplazamiento vertical del dedo en la pantalla principal, entre la modulación y algún filtro para el oscilador del sintetizador, como cutoff o resonancia, dándonos un primer acercamiento hacia la programación personalizada, la que expande sus funciones en la versión de la aplicación para iOS.

Disponibilidad y mejoras en iOS

Nosotros probamos la versión para Android, llamada MorphWiz Play. Se puede descargar a través de este vínculo por el precio de USD$1.99, o bien buscándola por su nombre en la Play Store de Google.

Sin embargo, la versión para Android llegó después del primer desarrollo para dispositivos Apple con sistema operativo iOS, como el iPhone, iPod Touch o iPad, entorno donde la app cuesta USD$9.99 y se puede obtener haciendo click acá. Sí, es más costosa, pero también trae mayor número de funciones.

Estando en iOS encontraremos ajustes completos para programar a placer el sintetizador que da vida a los sonidos, desde el tipo de onda generada por el oscilador (wave), hasta otros ajustes del mismo como el attack, el tipo de síntesis inicial (FM, etc) y algunos efectos, todo para modificar el sonido original desde fábrica y sacar novedosas y personales creaciones. Como ya mencionamos, la calidad de los gráficos es ajustable en iOS, los que se pueden desactivar para obtener mejor desempeño y menores tiempos de respuesta, a la vez que en ayuda de lo mismo es que el búfer de audio también es variable a placer, con el objetivo de controlar la latencia.

Más importante aún; se puede grabar lo que tocamos para reproducirlo después, algo que no es posible hacer en Android y viene de gran ayuda cuando en la aplicación logramos crear algo ingenioso y deseamos guardarlo para más tarde, siendo ésta una de las mayores virtudes que justifican la existencia de MorphWiz: crear ideas y maquetas para canciones más complejas y utilizarlas más tarde en una banda o en la producción musical personal.

powered byDisqus