Instagram se retracta y vuelve a los anteriores términos de servicio

Esto no significa que ahora no pueda vender tus fotos, pues los términos de servicio antiguos eran muy abiertos y poco claros.

Ante las profundas críticas que ha recibido Instagram debido a la actualización de sus términos de servicio donde el lenguaje utilizado se podía interpretar como que podrían vender tus imágenes sin tu consentimiento, la red social para compartir fotografías nuevamente cambió sus términos de servicio, volviendo a la versión que estaba desde que se lanzó el servicio en octubre del 2010.

El co fundador de Instagram, Kevin Systrom, afirmó en una publicación del blog de la red social que la compañía cambiará las secciones del nuevo contrato que trata sobre la publicidad, y que ocuparán el mismo lenguaje que la empresa siempre ha empleado para redactar sus términos de servicio.

O sea, la red social aún planea introducir publicidad en su servicio, la que perfectamente podría incluir las fotos de sus usuarios porque el lenguaje original de los términos de servicio antiguos ya lo decían: "Aceptas que Instagram pueda incluir publicidad y promociones en el servicio en conjunción o sobre tus contenidos. La forma, modo y extensión de esta publicidad o promociones pueden estar sujetos a cambios sin tener que informarte específicamente".

En resumen, como respuesta ante el escándalo que causó en Internet, Instagram optó por la solución fácil y que aparentemente beneficiaría  a sus usuarios, pero esto no es así, pues lo ideal habría sido redactar sus términos de servicio con un lenguaje claro donde quede bien delimitado lo que la empresa podría hacer con nuestras fotos.

Link: Instagram Walks Back Ad Language, but Leaves the Door Open (All Things D)

powered byDisqus