La caída de Nokia generó una nueva ola de startups en Finlandia

Reunidas en el evento Slush, más de 500 empresas y 200 inversores comienzan a crecer alrededor de los escombros del gigante finés. Para muchos, la caída de Nokia es la gran oportunidad de demostrar la capacidad de estos nuevos emprendedores.

Entender la filosofía de los países nórdicos no es simple. Con culturas milenarias y niveles de éxito difíciles de encontrar en otros estados occidentales, pensar que algo como lo que sucede con la empresa insignia de Finlandia puede ser bueno, es casi sarcástico, sino, cómo entender que, según comenta un emprendedor finés "algunas personas incluso dicen que la caída actual de Nokia es lo mejor que le ha pasado a este país porque se nos desafió a subir con nuevas maneras de tener una base para nuestro bienestar".

Estas declaraciones pintan un poco el panorama actual del país que creció y se hizo famoso en el mundo de la tecnología y las telecomunicaciones gracias a Nokia, empresa que durante años reinó en el merado de dispositivos móviles, pero hoy se encuentra en una enrucijada que, en caso de quemar sus últimos planes y estrategias, podrían determinar un triste y solitario final.

Pero ¿qué pasará con Finlandia si la empresa insignia del país cae de rodillas y no se levanta más? La conferencia Slush, realizada en la ciudad de Helsinski muestra que incluso en los peores momentos se pueden encontrar oportunidades de éxito.

Más de 500 empresas  e inversores se reunieron en esta quinta edición de Slush, con el objetivo de buscar al próximo hijo pródigo de los países nórdicos. Y no están muy lejos de encontrarlo.

Rovio, uno de los máximos exponentes a nivel mundial del éxito de los juegos para móviles y tabletas con sus enojados Angry Birds es la punta de lanza de una nueva generación de "Águilas" que pretenden enarbolar la bandera del podería finés en el mercado mundial.

La conferencia Slush fue creada justamente por el director de marketing de Rovio, Peter Vesterbacka, quien calcula que luego de que comenzó la debacle y posteriores despidos masivos en Nokia, más de 200 nuevas empresas nacieron en Finlandia de la mano de ex empleados de la telefónica.

Pero en esto también interviene esa idiosincracia nórdica que decíamos, a veces es tan compleja como la oriental, ya que la mismísima Nokia, luego de despedir a más de 10 mil personas, de las cuales el 40% componía su fuerza laboral local, inició programas de capacitación y orientación para ayudar a estos ex empleados calificados a crear sus propios emprendimientos y startups.

Incluso, ya se conoce el caso de varias startups con base en el país que comenzaron a recibir fondos de inversión desde Silicon Valley. Para el estado y el primer ministro Jyrki Katainen, la confianza y el entusiasmo es palpable y reconocen la importancia que tendrá la creación de empresas en su futuro económico.

Es por esto que han comenzado a seguir de cerca a estos emprendedores y motivarlos con deducciones fiscales, e incentivos para la investigación y el desarrollo de productos,  para recobrar el impacto positivo que alguna vez tuvo Nokia en la economía de Finlandia, a la que en el año 2000 llegó a aportarle el 4% de su PBI, cifra que apenas llegó al 0,5% el año pasado.

Como aseguran algunos emprendedores, "tendremos que aprovechar el momento y salir de la sombra de este gran árbol que fue Nokia en un bosque muy pequeño".

Link: Nokia decline sparks finnish startup boom (BBCNews)

powered byDisqus