BlackBerry Q10: Una correcta evolución del Bold 9900 [A Primera Vista]

El equipo basado en BB10 con teclado QWERTY físico pasó por nuestras manos por un momento. Suficiente como para hacerse una idea de lo que será cuando llegue al mercado.

Hace algunos minutos terminó la presentación, y logramos pasar algo de tiempo de calidad con el único aparato que no habíamos visto tan filtrado en los medios. Hablo del BlackBerry Q10, el equipo con nombre de crema contra las arrugas con que RIM estará tratando de disminuir las marcas de edad de un formato que para muchos podría ir en retirada, pero que en gran cantidad de mercados es la base de las ventas de la marca, y así encantar a su base de usuarios fanáticos acérrimos del teclado QWERTY.

No veo por qué algunos se empeñan en negarlo... A primera vista, recuerda al Bold 9900 y eso es bueno pues genera una sensación familiar, como que las cosas no cambiaron tanto en un dispositivo que es completamente nuevo, y que en el fondo sólo conserva el teclado y el nombre.

Sin embargo, se nota un cambio en los materiales que incluso los más reacios al cambio agradecerán. Sí, porque el cuerpo de fibra de vidrio es igualmente liviano y resistente -- lo digo, pues dejé caer "sin querer" sobre la mesa de prueba con algo de fuerza, y no quedó siquiera una marca visible.

El equipo igualmente pesa 139 gramos, y su tamaño es ligeramente mayor al del hoy viejo gama alta de BlackBerry. Pero en la mano se siente realmente bien... Es cómodo, el peso está muy bien distribuido.

La pantalla también llama la atención. No solamente porque es SuperAMOLED y porque es cuadrada -- 720 x 720 -- sino porque además tiene una densidad de pixeles que nunca antes vimos en un equipo proveniente de este fabricante. Son 360 ppi las que están en este panel de 3.1 pulgadas.

Sobre BlackBerry 10 en este dispositivo, gran parte de la experiencia que hemos visto en el sistema operativo se mantiene intacta: Peek, Flow, BBM, las Active Frames y todo lo que distingue a este software puede ser encontrado en este equipo ejecutado de forma perfecta. Sin embargo, existe algo que no termina de convencerme, y eso es el sistema predictivo de su teclado físico.

En el Z10, el equipo totalmente táctil, la experiencia de uso del sistema predictivo es realmente sencilla e intuitiva: Tomas las palabras y las deslizas hacia arriba para ir completando las frases. Porque eso es imposible de hacer en el teclado físico, BlackBerry terminó haciendo una adaptación más tradicional al integrar una banda encima del teclado donde puedes tocar las palabras que quieres que vayan en tu frase. No es lo mismo, y en parte se pierde algo de fluidez con esa movida, pero es el precio que pagarán los usuarios que quieran mantenerse en el barco del teclado QWERTY.

A propósito de eso, no es sorprendente decir que la experiencia de tecleo en este equipo es simplemente fenomenal. El teclado de 35 botones es tan bueno como en el Bold 9900 -- un teclado que ya era sorprendentemente bueno.

En términos de especificaciones, el Q10 tiene 2 GB de RAM, 16 GB de memoria interna ampliables vía microSD, un procesador de 1.5 GHz dual core, cámara trasera de 8 MP, cámara frontal de 2 MP, GPS, Bluetooth 4.0, NFC, microHDMI, sensores convencionales, Wi-Fi y opciones de conectividad LTE y HSPA+, tal como encuentras en Z10.

Con un formato renovado, una línea clásica y la interesante evolución a nivel de hardware, unos minutos de uso no son suficientes para decir si acaso el Q10 es un producto que esté a la altura del Z10. Asumiendo que dentro de Abril será comprable en Estados Unidos, y al mes siguiente en Latinoamérica, tendremos que esperar un poco más para que vuelva a caer en nuestras garras y así sacar conclusiones más acabadas.

Sin embargo, a primera vista, el Q10 parece cumplir con entregar una justa respuesta a aquellos que se aferran al teclado QWERTY como método de entrada preferido. No hay muchos datos de duración de batería ni nada por el estilo, pues BlackBerry ha mostrado muy poco este dispositivo... Quizás no está 100% listo para la acción, o sólo se trata de mantener la expectativa hasta el momento indicado. Sea como sea, el producto parece correcta interpretación de las necesidades de un público objetivo que parecía olvidado, y que dentro de poco -- esperamos -- podrá nuevamente presumir y asumir con orgullo que carga un BlackBerry.

Lo veremos cuando llegue a punto de venta.

powered byDisqus