W pregunta: ¿Podrá BlackBerry volver a ser lo que fue?

¿O ya pasó la hora de este dispositivo móvil?

RIM está en una complicada situación. Con el estreno del sistema operativo BlackBerry 10 y una serie de nuevos terminales con dicho software en sus entrañas, la compañía apuesta por una renovación completa. Una donde no se ha tomado una sola línea de código informático de las plataformas Blackberry antiguas, re-pensando todo desde cero como si fueran una empresa nueva. Podría decirse que es el último suspiro de un fabricante que si no tiene éxito en esta oportunidad, pasará al olvido a manos de productos como el iPhone de Apple, Android de Google y Windows Phone 8 de Microsoft.

Pero en el pasado esta realidad no era así. Más bien, Blackberry reinaba entre todos los teléfonos y pocos se cuestionaban que éste era el móvil a escoger si se buscaba la mejor funcionalidad.

¿Qué pasó? El tiempo pasó. Si RIM creía que podía mantenerse como el único teléfono inteligente en el mercado, estaba equivocado. Claro está, en su época presentaba quizás el mejor gestor de correo electrónico en un móvil, un cliente de mensajería instantánea que era un sueño y otras funcionalidades demasiado avanzadas para la época. Pero llegó Gmail, WhatsApp y un sin fin de herramientas que le robaron toda marca de exclusividad a BlackBerry.

Y es que hoy en día, no hay nada que BlackBerry haga que la competencia no. No hay elementos distintivos que motiven al usuario al decantarse por uno de estos dispositivos en desmedro de otras alternativas. Ni siquiera el hombre empresarial ve con los mismo ojos a quien en el pasado fuera su mejor amigo, pues no queda casi nada que RIM tenga que ofrecernos que no podamos encontrar de mejor forma en un teléfono gama alta con Android o incluso el iPhone, que está pensado para el consumidor casual y no para profesionales.

¿Teclado físico? Parece ser la mejor opción para algunos, pero sus seguidores no son una masa lo suficientemente grande como para mantener buenas ventas en una marca completa. De hecho, se han visto numerosos dispositivos con Android y esta clase de teclados, sin embargo, se han mantenido como una característica de nicho que no levanta demasiadas ventas, sólo las precisas.

Por otro lado, el dispositivo tope de línea hoy en día es el BlackBerry Bold 9930, lanzado en agosto del año 2011. Eso es demasiado tiempo para cualquier empresa que tenga como objetivo mantenerse vigente en el vertiginoso mercado actual. Y sí, podemos y queremos justificar a RIM diciendo que durante todo este tiempo, han estado trabajando en afinar su estrategia con BlackBerry 10 y los terminales nuevos.

Pero puede que ya haya pasado su hora. Si no logran sorprender, ofrecer algo distintivo y reconquistar a los usuarios, RIM no tendrá nada que hacer frente a la dura competencia, pasando al olvido como una exitosa compañía que alguna vez innovó con los primeros smartphones populares de la historia, pero que cuando éstos se masificaron en manos de otros fabricantes, no supo adaptarse a los nuevos tiempos y se perdió en lo viejo.

Es tiempo de innovar para RIM y si BlackBerry 10 no cumple con aquello, en el futuro se contarán historia de cuando ellos fueron relevantes en la industria, innovadores y exclusivos, pero se perdieron entre la competencia. Las cartas están echadas sobre la mesa y ahora, como siempre, el consumidor tendrá la última palabra para definir el destino de la canadiense.

powered byDisqus