Apple supera a Samsung en venta de móviles en EEUU

Los datos favorecen a Apple cuando se considera el número de móviles enviados. Sin embargo, otro informe basado en las ventas al detal vuelve a dar ganador a Samsung.

Apple tiene razones para sonreír durante este fin de semana: la firma Strategy Analytics le ha proclamado como el principal vendedor de teléfonos móviles en los Estados Unidos, por encima de su máxima rival, la surcoreana Samsung.

Con una estimación de 17,7 millones de iPhones vendidos entre octubre y diciembre del año pasado, versus los 16,8 millones logrados por Samsung, la empresa de Cupertino gana por una ventaja que, si bien no es mínima, tampoco es gigante, a no ser que consideremos que la fabricante de Galaxy ha estado en la cumbre del país norteamericano desde 2008.

¿Alegría definitiva para Apple? No, claro que no. La empresa que hasta hace poco más de un año tuvo como líder al legendario Steve Jobs se ha caracterizado últimamente por sus lanzamiento repetitivos, sus interminables guerras de patentes y uno que otro escándalo relacionado con temas tan escabrosos como la explotación laboral. Esto le coloca en la obligación de sorprender pronto al mercado con una innovación contundente que restituya el brillo que en algún momento tuvo. En el inestable punto en que se cruzan la tecnología y la economía, las cifras que motivan esta nota son un dato que fácilmente podría abatirse con algunos buenos lanzamientos de parte del rival.

¿Y qué pasa con Samsung? Algo alarmante, aunque no de demasiada gravedad. Perder un puesto de lujo ante su máximo rival, en un año que de paso no ha sido el mejor para tal competidor, es por lo menos curioso. Sin embargo, mientras que el recopilatorio de Strategy Analysis le concede la victoria a Apple contabilizando los envíos realizados, otra firma le ofrece un salvavidas a Samsung: NPD Group, una empresa de investigación que asegura que aún en diciembre la surcoreana le ganó a Apple con 31% versus 29% de ventas en negocios minoristas. ¿Cuál dato es el correcto? Podrían serlo los dos. Al venir de fuentes tan distintas no son comparables y al no haber diferencias muy grandes en ninguno de los casos, ambos datos son creíbles.

Sólo en Estados Unidos

Las cifras, de todos modos, se limitan al mercado estadounidense. A nivel mundial Samsung sigue siendo el proveedor de teléfonos con mayor parte de la tarta, un 23% del mercado, en contraposición con Apple, que se conforma con el tercer lugar equivalente a 9.9%, por debajo de Nokia, la aliada de Microsoft, que ostenta un nada despreciable 17,9%.

¿Y a qué se debe que el mundo no funcione igual que Estados Unidos en estos términos? Simple: iPhone es bastante más caro que varios Samsung de alta gama. Además, muchos desarrolladores prefieren volcar sus esfuerzos en Android que en iOS. Por si eso fuera poco, cada mercado tiene un comportamiento peculiar; por ejemplo, el de Estados Unidos es altamente reactivo a los lanzamientos de Apple, comprando en grandes oleadas los equipos nuevos enseguida se lanzan al mercado para luego disminuir las solicitudes.

En fin, estas cifras no son determinantes, excepto para una cosa: para que las compañías sepan que por mucho que consigan seducir a los usuarios en un momento dado, nada les durará demasiado tiempo. Las exigencias y el criterio de la gente aumentan con cada lanzamiento y eso hace que la urgencia de sorprender al público no sólo tenga que ser cada vez mayor, sino que tenga que ser cada vez más real.

Link: Research firm: Apple now biggest U.S. phone seller. (Komo News)

powered byDisqus