BlackBerry 10 y Latinoamérica, la avanzada del nuevo OS en la región

El cambio que está teniendo el fabricante canadiense implica una interesante estrategia que permitirá -- en el papel -- darle salida a sus equipos viejos, eliminar barreras de acceso, integrar LTE y propiciar que clientes tengan un paso sencillo a BB10.

Han sido días intensos en Waterloo. El miércoles pasado RIM dejó atrás su nombre clásico para unificarse como BlackBerry, también presentó sus nuevos equipos -- Z10 y Q10 -- movidos por su nueva plataforma de computación móvil, BlackBerry 10. Luego el equipo se puso a la venta en Inglaterra con ventas bastante interesantes, y terminó la semana inaugurando su promoción con un comercial en el SuperBowl. 

Eso, entre otros cambios radicales que está sufriendo la compañía para mostrar el nuevo paradigma con que desea dejar de manifiesto dado.

Y mientras eso está ocurriendo en mercados selectos, en América Latina las pistas acerca de cómo se dará esta transición no son tan claras. Ante eso fue Juan Cardona, director general de RIM para la Zona Andina y Cono Sur, el que aclaró ciertos puntos relacionados con el Z10 y Q10 en LatAm.

El ejecutivo aseguró que los dispositivos recientemente lanzados llegarán dentro de poco tiempo a distintos países de la zona, partiendo por Venezuela el 12 de marzo. El resto de los países verán una llegada escalonada dentro de ese mismo mes, completando a comienzos de abril el arribo del Z10 en la zona.

"Tenemos órdenes de compra de todas las operadoras de Latinoamérica, y ya lo estamos homologando en ellas", aseguró Cardona.

La llegada del Q10 -- el modelo QWERTY -- todavía no tiene una fecha a firme. Si sirve como referencia, a Estados Unidos llegará en Abril, por lo que ese mismo mes podría llegar a LatAm, incluso en conjunto con Z10.

Un mercado clave para BlackBerry en la zona es Argentina, lo que implica además una serie de desafíos propios de las políticas locales que demandan un nivel de producción local para abastecer el consumo interno. Así las cosas, se ensamblarán los aparatos a nivel interno, sólo para ser distribuidos dentro de sus fronteras. El resto de los dispositivos que se venderán en Latinoamérica estarán fabricados en México y Canadá.

El propio ejecutivo reconfirmó además que BB10 coexistirá durante un tiempo con equipos basados en BlackBerry 7 OS, asegurando que vendrán mejoras considerables para los equipos que hoy comienzan a ser considerados como "Legacy", las que se dejarán ver en forma de actualizaciones durante algún tiempo.

Cardona ha asegurado que la llegada de los equipos BB10 implicará una baja de precio de los equipos BB7. Esta baja será gradual, y dejará teléfonos como el Bold 9900 como modelos de gama media de valor cercano al que actualmente tiene el Curve 9360. Sobre esta última línea, los modelos Curve quedarán como aparatos de entrada de precio muy bajo.

A propósito del cambio, varios ejecutivos de la compañía canadiense fueron enfáticos respecto a que un plan de datos normal servirá para trabajar con el teléfono sin mayores problemas, no necesitándose un plan especial BlackBerry para acceder a los servicios en los nuevos aparatos basados en BB10.

Múltiples mercados latinoamericanos están comenzando durante Q1 y Q2 a adoptar de forma más masiva LTE. Entendiendo esto, BlackBerry ha preparado variantes para soportar cada frecuencia que los usuarios puedan tener la versión que más se acomode a la tecnología de la compañía de su preferencia.

En el caso del Z10, su código de modelo es STL 100-X, donde la X puede ser un 1 o un 2. La versión terminada en 1 es HSPA+, mientras que la versión 2 tiene soporte LTE. Esta última es la que los operadores en varios países de la zona -- incluyendo Chile -- están adquiriendo para complementar sus catálogos de productos y así acompañar en esta metamorfosis a una compañía atribulada, y que ha hecho que tanto empleados, desarrolladores y telcos hayan dado un salto de fe sin precedentes. 

La pregunta es obvia: ¿Lo darán también sus clientes ahora que los equipos comienzan a distribuirse por el mundo?

powered byDisqus