Huawei Ascend P2: La promesa de móvil LTE accesible [A Primera Vista]

Cuando Huawei comenzó con su cambio de foco, poniendo más énfasis en equipos de gama media-alta en vez de los acostumbrados Feature Phones, inició silenciosamente a recorrer un camino que hoy develó. La compañía china ha hecho un anuncio fundamental para su futuro, haciendo una declaración de principios y asegurando que a contar de ahora se han convertido en una marca aspiracional.

La apuesta no será sencilla, y no es la única empresa que está buscando consolidar de esta forma su marca, pero sigue siendo un interesante proyecto que hoy tiene como punta de lanza al recientemente lanzado Ascend P2, el nuevo equipo que Huawei ha anunciado en el marco de Mobile World Congress 2013.

A Primera Vista, el Ascend P2 se siente liviano en la mano, y es que a pesar de haber aumentado de peso en comparación con su antecesor, sigue siendo un peso pluma en comparación con múltiples equipos disponibles en el mercado ahora mismo. Su delgadez también es interesante, y a pesar de no ser el más delgado en su segmento -- 8.4 mm -- tiene un diseño correcto, muy estilizado y que muestra rasgos de un ADN que la propia marca se ha encargado de perpetuar desde su anterior versión.

La pantalla de 4.7 pulgadas es bastante buena. La resolución luce muy bien, y aunque sus colores son menos vivos que los que otros teléfonos del segmento ofrecen, tiene un correcto despliegue cromático, más cercano a colores reales. Llama la atención la franqueza con que el CEO de la compañía aseguró que las pantallas con alta densidad de pixeles son una característica casi inútil si sobrepasan cierto límite y sólo hace que los móviles sean más caros... Siendo así, los 315 ppi son suficientemente buenos como para entregar una definición realmente interesante.

Gorilla Glass II tiene la misión de proteger la pantalla, lo que es garantía de resistencia... Y sí, la visión de la imagen en exteriores -- estábamos en un patio probando el teléfono -- es correcta.

Además, esta pantalla puede ser manejada con guantes. No pude probar esta función porque mis guantes están hechos para trabajar con pantallas capacitivas... Acá tendremos que confiar hasta que podamos volver a probar el equipo.

Sobre el resto de los materiales en los que está ejecutado el equipo, tengo algunos reparos respecto al acabado brilloso del teléfono, el que al ser liso podría presentar marcas de uso a poco andar, algo que nadie quiere en su teléfono y que obligaría a conseguir una buena funda para proteger su cobertura.

Teniendo Android, la apuesta hecha por Huawei es diferenciarse usando su personalización del sistema operativo para crear una experiencia relevante para los usuarios. Emotion UI ha madurado bastante, y su nueva versión tiene detalles reconocibles en otros móviles, dejando de manifiesto que ha tomado lo mejor de muchos de ellos para crear un producto interesante y novedoso a su manera.

De partida, su pantalla de inicio presenta una integración de widgets cuadrados y rectangulares que permiten acceder a información relevante para el usuario de un vistazo. UniHome es el concepto acuñado para esto, y entregan cierto nivel de coherencia con el resto de la personalización del OS, lo que se replica también en un apartado de interacciones personales y otros agregadores de información.

El resto de la interfaz es sencilla de usar, y mantiene mucho de Android puro, pero en blanco.

Otra característica que funciona perfectamente es Smart Reading. Se trata de seleccionar frases o palabras aisladas, las que el teléfono definirá, traducirá o buscará a voluntad del usuario. Sí, sirve y es relevante, aunque no sea algo que a todo el mundo le sirva realmente... Quizás debería estar algo más visible en las interacciones del teléfono.

Como el Ascend P2 que probamos no conocía ni en fotos lo que significaba estar conectado a una red LTE, no tengo una prueba de consistencia al respecto. Sin embargo, la navegación en HSPA+ era consistente y rápida en la medida de lo que el operador lo permitía.

De la misma forma, las condiciones en que realizamos este primer acercamiento nos impidieron evaluar de mejor manera su duración de batería. Además, los teléfonos estaban todavía con software no-final, lo que distorsiona totalmente la lectura que podamos tener al respecto. Igualmente me gusta que su batería de 2420 mAh se recargue más rápido gracias al soporte entregado a cargadores de 2A sin destrozar tu batería a mediano plazo.

Eso, sumado a las tecnologías que mejoran el rendimiento de la batería, hacen énfasis en cambios más que valorables por el consumidor. Los teléfonos LTE son conocidos por ser grandes consumidores de  energía, por lo que da gusto saber que acá se intenta resolver el problema ofreciendo mejor autonomía en su segmento.

La cámara es un tema aparte. Dentro de las cosas que pudimos hacer con las unidades de prueba disponibles en el momento fue usar su cámara. Lo primero que me pareció algo raro fue el tener que usar un doble click en el botón de disparo para poder activar esta función... Supongo que se trata de un tema de costumbre, pero -- justamente -- no es lo que acostumbramos y provoca un choque al comienzo.

En lo que respecta a su funcionamiento, la cámara de 13 MP ofrece una buena resolución y permite el uso de HDR tanto en foto como en video. La suma de acciones sociales en la interfaz del equipo suma en experiencia.

En general, el Ascend P2 se siente ágil y rápido para resolver las tareas que el usuario le pueda exigir, y es lo mínimo que se puede exigir a un teléfono de su categoría. Y sí, esta primera prueba está completa de forma más que satisfactoria. Sin embargo, la materialidad del equipo y ciertas

La promesa de un teléfono de prestaciones destacables + LTE Cat. 4 a un precio accesible es lo mejor que le puede pasar a aquellos operadores, estamentos gubernamentales y -- obvio -- usuarios que quieren ver cómo se masifica una tecnología llamada a ser la estrella del mundo móvil durante 2013 en diversos mercados.

Huawei ha sido valiente al dar un paso sin retorno hacia el aumento de la calidad general de sus productos... ¿Será capaz de conjugar el impulso logrado en este momento en el futuro?

Hace un año, acá en Barcelona, Huawei se robó las miradas con equipos que marcaban el horizonte hacia el que se dirigían. Hoy, con la distancia que ofrece el tiempo, estoy seguro de que el camino será difícil y largo, pero si hay constancia e innovación -- principalmente lo último -- hay una gran oportunidad a la vuelta de la esquina. El Ascend P2 es la prueba encarnada de lo que digo, con un equipo que intenta atacar cada uno de los puntos relevantes para el usuario.

Cuento aparte será ver si las expectativas se cumplen... Eso quedará verlo en nuestro W Labs.

Ver en YouTube

powered byDisqus