México: Todo lo que debes saber sobre el desbloqueo de celulares

¿Compraste un celular usado o te van a regalar uno pero es de otra compañía? Antes de tomar una decisión, consulta la información que preparamos para ti.

Algunas veces ocurre que nos regalan -o venden a bajo precio- un viejo teléfono porque su dueño se va a comprar uno nuevo. Casi siempre estas ofertas son muy tentadoras -casi irresistibles- y terminamos por comprar dichos celulares. Sin embargo, si el teléfono es de una operadora diferente a la de tu línea, será necesario desbloquearlo.

Hasta mediados del 2012 la única solución para arreglar este inconveniente era acudir a lugares clandestinos. Sin embargo, la publicación de la Norma Oficial Mexicana 184 (#NOM184) significó una orden para que las empresas de telefonía móvil informen a sus usuarios sobre los derechos, obligaciones y procedimientos legales a los que están sujetas ambas partes, lo que incluye la posibilidad de desbloquear los equipos:

4. Elementos informativos

(...)

4.2.2 El proveedor debe informar por escrito si el equipo terminal de telecomunicaciones que le proporcione al consumidor se encuentra bloqueado para que sólo pueda ser utilizado en su red y cómo puede ser desbloqueado, sin costo adicional al consumidor, para utilizarse en otras redes una vez que adquiera la propiedad del equipo terminal de telecomunicaciones en cualquier modalidad, como sería por haber concluido el plazo forzoso o por cubrir el costo del equipo terminal de telecomunicaciones.

Desbloqueo de celulares

La mayoría de las compañías de telefonía celular bloquean sus equipos y -de paso- los llenan con programas que ellos definen como un valor agregado, a pesar de que no tengan una utilidad clara para los usuarios. El bloqueo impide utilizar el teléfono con otra compañía, a pesar de que no haya sido adquirido como parte de un plan tarifario.

La clave de todo es, justamente, la compra del equipo. Si el teléfono fue adquirido para la modalidad de prepago, es propiedad del usuario. Por el contrario, si el teléfono forma parte de un plan tarifario, el costo del equipo será cubierto una vez concluido el plazo forzoso -los más comunes son a 12, 18 o 24 meses-, por lo que a partir de ese momento también es propiedad del usuario.

Una vez que el costo del teléfono ha sido cubierto -sea porque terminó el plazo forzoso o porque el equipo fue adquirido en la modalidad de prepago-, el usuario puede solicitar a la empresa de telefonía el desbloqueo del equipo. De esta forma, será posible utilizar ese teléfono con cualquier otra operadora.

¿Es difícil hacerlo por los canales oficiales?

La respuesta es un tanto ambigua. En teoría no se trata de un trámite complicado, sin embargo depende de la forma de proceder de cada operadora. Usualmente, el primer paso consiste en contactar a servicio al cliente, ya sea en los centros de atención o por medios electrónicos como llamadas telefónicas, chat o Twitter.

Una vez realizado el contacto, es necesario comprobar que el teléfono efectivamente es propiedad del usuario, ya sea porque fue adquirido en la modalidad de prepago o porque expiró el plazo forzoso. A partir de ahí, las solicitudes son atendidas conforme al procedimiento que tenga cada operadora.

Algunas respuestas en los centros de atención

Al intentar obtener información con respecto al desbloqueo, decidí acudir a los servicios de atención al cliente en línea tanto de Iusacell como de Telcel. El trato y la información recibida en cada caso fueron muy diferentes entre sí.

En Telcel me informaron que estaban al tanto de la aplicación de la Norma Oficial Mexicana, sin embargo me notificaron que ellos no podrían atender mi solicitud en sus centros de servicio. Me ofrecieron referirme con técnicos autorizados para que ellos realizaran el desbloqueo, algo que contrasta con la experiencia de León Felipe Sánchez, quien logró el desbloqueo en el centro de atención al cliente porque es abogado les llevó impresa la NOM.

En lo relacionado al desbloqueo de equipos, hacemos de su conocimiento que nuestra empresa está en un proceso de negociación con los diversos fabricantes y/o importadores de estos productos, a fin de garantizar que el mismo se realice conforme a derecho, siendo para nosotros lo más importante nuestros clientes.

Por otro lado, la experiencia en Iusacell inició mal desde que tuve que esperar casi una hora para que me atendieran. Después, la persona que me atendió se limitó a comentarme que en esa operadora no realizaban desbloqueos de equipos y que si necesitaba asesoría adicional, debería dirigirme a la compañía telefónica donde adquiriré el servicio. Ya sea por omisión o por ignorancia de la persona que me atendió, Iusacell incumplió una disposición oficial.

¿En qué consiste el desbloqueo?

Para aclarar algunas dudas, me acerqué a un experto en el tema, René Rangel, quien es consultor tecnológico. Su trabajo es asesorar a empresas en el ámbito informático, técnico y administrativo. Rangel explica que, básicamente, desbloquear tu celular implica que podrás utilizar una tarjeta SIM (chip) de cualquier compañía en tu móvil.

Además, el experto señala que, hasta antes de la entrada en vigor de la NOM, el costo de desbloquear un equipo -o flexearlo- oscilaba entre los MXN $200 y MXN $500 -entre USD $15 y USD $40-. La variación se debe a que hay algunos teléfonos que requieren el uso de equipos especiales para desbloquearlo.

Sin embargo, este mecanismo implica algunos riesgos, como hacer que el teléfono móvil quede totalmente inservible. De acuerdo con Rangel, esto puede suceder al insertar un sistema operativo liberado en el teléfono.

Pese a que existen las opciones formales, algunos usuarios prefieren acudir a los canales no oficiales. El experto señala que esto se debe a que en los centros de atención aún existe desconocimiento en torno al tema o a que el procedimiento puede ser tardado, mientras que un flexeo informal puede ser prácticamente instantáneo.

Un punto importante es que las operadoras de telefonía móvil tienen la obligación de cumplir con el desbloqueo de los equipos en las condiciones que establece la NOM. Esto implica que no deben cobrar por ello, si es que el equipo fue adquirido con la misma operadora.

En casos extremos -como cuando el equipo fue adquirido en el extranjero- parece que el único remedio es recurrir a las opciones informales, sabiendo que cualquier falla en el proceso no estará amparada por garantía alguna. Bajo advertencia no hay engaño.

powered byDisqus