MWC13: Qualcomm Snapdragon 800 [A Primera Vista]

Pudimos jugar con algunos equipos de prueba basados en la plataforma más potente que ofrecerá Qualcomm dentro del año. Estas vagas palabras son todo lo que podemos decir... No, en serio.

Durante la feria de móviles más importante del mundo no sólo estamos viendo cosas que pronto llegarán al mercado mundial, sino que también hemos tenido una probada del futuro algo más lejano. Porque mientras Qualcomm ya está comenzando a lanzar nuevos equipos basados en Snapdragon 600, el verdadero Goliat de los procesadores de la marca para este año será el 800, el procesador que todos esperamos.

Hoy hemos podido probar de forma más detallada algunas unidades con Snapdragon 800, y este puñado de vagas palabras es todo lo que puedo -- y tengo qué -- decir al respecto.

Primero que todo, estamos ante equipos de prueba que no se acercan ni por si acaso al diseño final que tendrán los aparatos que lleguen durante el segundo semestre. Se trata de enormes tablets bultosos que pesan una brutalidad, pero que tienen todo el potencial para superar el rendimiento de 600 por bastante.

A Primera Vista los equipos con Qualcomm Snapdragon 800 de prueba muestran un rendimiento realmente destacable por sobre cualquier otro alto estándar de la industria. Sí, lo sé, tengo claro que estas unidades de demostración están optimizadas para trabajar bien en ciertos casos de uso que son predefinidos por el fabricante, lo que ha supuesto una decepción que -- esperamos -- pronto sea solucionada.

Probamos gráficos, probamos rendimiento, probamos además carga de múltiples aplicaciones y en todas cumplió de una manera más que destacable. Lo triste de todo esto es que esas mejoras no son cuantificables ahora mismo, pues las unidades de muestra no pueden ser sometidas a benchmark por más que hayamos insistido al respecto, y no existió instancia de una prueba en condiciones reales de uso. Tampoco hubo fotos, ni documentación alguna. Sorry, era la condición.

Quizás sea muy temprano para poner en la balanza al desarrollo más evolucionado de Qualcomm, pero la promesa de rendimiento y potencia que hace al acercar estas primeras unidades de evaluación a disposición de los asistentes a MWC deja de manifiesto su compromiso con aumentar consistentemente la calidad de los chips que pone a disposición de los fabricantes.

Podríamos decir que todo este poder no tiene ningún sentido si es aplicado a sistemas operativos móviles que no están optimizados para manejarlo y sacarle partido, pero el camino se nos presenta mucho más auspicioso hacia adelante. Los creadores de OS comienzan a entender que están quedándose atrás de la guerra de GHz y núcleos en que los creadores de chips están enfrascados, y ya prometen mejorar el soporte a chips multinúcleo para sacar partido a lo que nos traerá el futuro en procesadores.

Por favor, que sea así.

En 2013 comienza una era crucial en la industria móvil, esa en que los fabricantes consolidan la tendencia de ofrecer sólo smartphones y comienzan a enfocarse en entregar soluciones que dan prometedores pasos definitivos hacia la computación móvil. Estos procesadores, y su evolución, se asegurarán que los primeros pasos en esta dirección sean sólidos... Al menos a nivel de plataforma.

Snapdragon 800 verá la luz a finales de 2013 de la mano de equipos de los más diversos fabricantes, y Qualcomm ya asegura que sin importar lo que hagan sus competidores, tienen todo el poder necesario para liderar la industria durante el año, y con holgura. Acá ya lo estamos esperando con ansias.

powered byDisqus