MWC13: Nokia Lumia 720 [A Primera Vista]

El recién llegado de la finlandesa cumple con democratizar el acceso a prestaciones decentes a un precio justo. Estas son nuestras primeras impresiones.

Cuando Nokia presentó sus Lumia, una de las primeras quejas que surgieron desde los sectores más críticos de los fans de la finlandesa era que habían ignorado a una base de usuarios leales que no necesariamente compraban teléfonos de gama alta. Sí, los primeros Lumia eran caros, pero la baja de su precio sólo la resolvería el tiempo y la demanda.

Bueno... El tiempo pasó, la demanda creció, y Microsoft presionó para que los precios de los equipos bajaran y apuntaran a segmentos más bajos. Los ignorados ya no lo eran, y equipos como el Lumia 720 y el 520 -- del que hablaremos luego -- llegaron para llevar Windows Phone 8 a un punto de precio más accesible. Lo acercaron a las masas.

A Primera Vista, el Lumia 720 tiene un diseño que se aleja del clásico 800 para acercarse más a una derivación del 920 más redondeada y de materiales que inmediatamente lucen menos Premium, pero no por eso son vulgares o poco resistentes. Su peso es sorprendentemente liviano para lo que es, y a pesar que sus líneas son menos pulcras que las de los gama alta de la compañía, Nokia se las ha arreglado para armar un conjunto particularmente llamativo.

Además, es unibody. Eso es bueno pues le otorga rigidez al teléfono... Pero se pone mejor: Nokia por fin logró integrar un lector microSD a equipos tallados de una sola pieza de policarbonato, con lo que permitirá que los que adquieran este dispositivo tengan la opción de tomar sus memorias externas a WP8 más económicos. Para acceder al lector, la solución fue integrar una bandeja deslizante, tal como actualmente lo hacen con las microSIM... Inteligente.

La cámara toma buenas fotos en condiciones de poca luz. En verdad. El stand de Nokia no es el más iluminado de la Fira, y además se aseguraron de tener rincones oscuros para comprobar esta característica, y en esas condiciones se luce. De todas formas, el interior del recinto de la feria tampoco es el mejor lugar para probar las capacidades fotográficas en luz normal, por lo que tendremos que esperar hasta un W Labs en condiciones ideales para chequear este punto.

En lo demás, no tiene nada que envidiar a cualquier otro equipo de la gama Lumia. Es rápido, es estable, tiene múltiples características compartidas y una plataforma que muestra más y más cercanía a un nivel de madurez aceptable.

No es un tope de línea, y eso se ve sin siquiera usarlo mucho, pero recuerda bastante al HTC 8X, pues en rendimiento no están tan separados y, la verdad, hasta podríamos decir que el 720 es incluso más conveniente por su precio y sus prestaciones. Lo mejor de todo es que sus accesorios terminan de complementar el pack, destacando una carcasa con contactos metálicos que entrega incluso carga inalámbrica, algo que hace que el 920 sea especial y que le da un halo de sorpresa al que juegue con este aparato.

¿Nos importa el Lumia 720? Bueno, depende. Claramente no es el teléfono que un heavy user debería tener. Sin embargo, en un mundo donde está lleno de opciones de gama media que no ofrecen un nivel de uso aceptable por el dinero que cuestan, el recién presentado 720 se arrima entre las mejores opciones que alguien podría tomar si quiere explorar con estilo, calidad decente y un precio conveniente el mundo de Windows Phone 8.

powered byDisqus