Andy Rubin: Los hitos del fundador de Android

Aún no se sabe a qué se dedicará el ahora ex VP de Ingeniería en Google, quien anteriormente trabajó para Microsoft y Apple.

El hombre que preparó la mesa para que Google se sentara a comer y -- de paso -- se expandiera exitosamente en el mundo de los sistemas operativos móviles ha abandonado la compañía este miércoles, dejando su puesto para que asuma Sundar Pichai, hasta ahora jefe de Chrome.

Pichai asumirá su cargo de Android sin dejar de lado sus responsabilidades con Chrome, lo que apunta a una pronta integración entre ambos sistemas para crear una fórmula multiplataforma que comience a consolidar los distintos ecosistemas de la compañía en un gran conjunto.

Andy Rubin se desempeñaba nominalmente como VP de Ingeniería en Google, pero antes de ser parte de la plana directiva del buscador era el CEO de una pequeña empresa llamada Android, que en 2004 comenzaba a coquetear con la G para perfilar lo que más adelante sería el sistema operativo más vendido del mundo.

Según el CEO de Google, Larry Page, en esos años ellos intentaban dar un salto al mercado de la telefonía móvil pero tenían que crear software para distintos dispositivos casi a mano para asegurar una experiencia decente de uso. Eso encarecía y volvía lento el proceso.

La solución de la época fue comprar Android y darle un empuje enorme para así intentar cambiar los paradigmas en lo que a móviles se refería. Era un periodo en que Apple también preparaba su teléfono, el que lanzaría en 2007.

El G1 fue el inicio comercial de Android encarnado en las bases de Google, y un termómetro de lo que haría Rubin en la compañía, perfilándolo como una poderosa pieza dentro del organigrama de la empresa. Sus compañeros y empleados aseguran que es un tipo leal y amistoso que siempre vela por el bienestar de sus empleados premiándolos con bonos y agasajándolos con fiestas en su casa.

Sin embargo, antes de Google y antes de Android, Andy Rubin tuvo un pasar por otras gigantes de la tecnología, contando periodos de trabajo en Apple (1989) y en Microsoft, donde llegó dos veces debido a que la empresa de Redmond compró sus startups.

Cuando estuvo en Apple se dedicó netamente a la ingeniería, aunque en sus tiempos libres se dedicaba a otra de sus pasiones: La robótica. Tiempo después, Apple aseguraría que Rubin se inspiró para Android tras su paso por el campus de Cupertino, alegando de esa forma que este OS era una copia de iOS.

Luego trabajó en una empresa llamada General Magic, lugar en el que comenzó a trabajar en interfaces para equipos de mano, proyecto que finalmente fracasaría. Tras eso, Rubin trabajaría en Artemis Research, una empresa que luego sería comprada por Microsoft y que agregaría MSN TV al portafolio de servicios de la compañía de Redmond.

Pero quizás su paso previo más interesante fue la creación de Danger Inc, empresa que tendría a su cargo la fabricación del Sidekick de T-Mobile (Hiptop), que era un dispositivo móvil capaz de hacer llamados e integrar funciones similares a las de un PDA que terminó convirtiéndose en un ícono de la industria en esa época.

Era mientras presentaba el Sidekick a ingenieros que Larry Page y Sergei Brin conocieron a Rubin, quien les mostró su dispositivo móvil y compartió su visión de futuro respecto a la industria, lo que embelesó a los creadores de Google, alentándoles a seguir el progreso que tendría más adelante su idea.

Rubin se fue de Danger y creó Android, un sistema operativo que convenció rápidamente a Page y Brin respecto al paso futuro que tendrían que dar para masificar realmente las operaciones de su compañía... De ese momento hasta hoy, la salida del creador de Android del equipo que lo desarrolla, ha pasado casi una década en la que ya se suman más de 750 millones de unidades activadas, más de 750.000 aplicaciones en Google Play y más de 25.000 millones de apps han sido descargadas desde los miles de modelos distintos de productos que han adoptado este OS como propio.

Los próximos pasos de Rubin no están claros, pues en Google nadie ha dicho si es que se mantiene dentro de la compañía o si buscará nuevo rumbo fuera de ella. Sea como sea, tocará estar atentos... El tipo es un visionario, y lo ha demostrado en distintas oportunidades con mayor o menor éxito.

Tu turno, Andy...

powered byDisqus