Europa fija las obligaciones de protección de datos que deben cumplir las aplicaciones móviles

Las apps pueden recopilar muchos datos personales, ya que generalmente piden autorización para acceder a la galería de imágenes o a la libreta de contactos, así como a datos de localización... El usuario puede desconocer los riesgos que eso implica.

Velar por la privacidad de los usuarios de aplicaciones móviles es el objetivo que persigue el dictamen de las autoridades europeas de protección de datos en el que enumeras las obligaciones que tienen que cumplir los desarrolladores y distribuidores de aplicaciones móviles para respetar este derecho de los usuarios.

En dicho dictamen se detallan en forma específica las responsabilidades que en materia de protección de datos tienen todos y cada uno de los involucrados en el mundo de los contenidos para dispositivos móviles: Creadores de aplicaciones, tiendas de aplicaciones, los fabricantes de sistemas operativos y dispositivos, así como los proveedores de servicios publicitarios.

La preocupación de las autoridades europeas de protección de datos radica en que las aplicaciones pueden recopilar muchos datos personales de sus usuarios, ya que generalmente piden autorización para acceder, por ejemplo, a la galería de imágenes o a la libreta de contactos, así como a datos de localización... El problema está en que el usuario puede desconocer los riesgos que eso implica.

El detalle está en que si bien muchas de las aplicaciones que instalamos en nuestros dispositivos te informan de esta situación, e incluso te piden autorización para dicho acceso, no todas lo hacen de forma tan expresa, con lo cual, los usuarios podrían estar brindando acceso a su información personal sin estar conscientes de ello.

Además, especifican en el dictamen que al momento de instalar una aplicación, cuando salen las condiciones de uso de la misma y donde se supone explican el acceso que se tendrá a los datos personales, el usuario debería tener la opción de cancelar la instalación, si así lo decide, y no una única opción de "Sí, acepto".

Dicen, además, que el hecho de que el usuario presiones el botón "instalar" no puede ser sinónimo de que acepta las condiciones de tratamiento de datos personales, con lo cual insisten en que deben especificarse las condiciones de uso de las aplicaciones y dar al usuario toda la información sobre cómo su privacidad podría verse 'amenazada' por determinadas autorizaciones concedidas a las aplicaciones que instala.

En fin, que este dictamen le complica un poco el panorama a los desarrolladores de aplicaciones móviles, que ahora tendrán que leerlo en detenimiento para cumplir con las obligaciones de protección de datos fijadas por las autoridades europeas. Mientras, toca reflexionar, como usuario, sobre nuestro papel en el cuidado de nuestros datos, por ejemplo: ¿Eres de los que se lee las condiciones de uso de las aplicaciones, o simplemente le das a aceptar de forma automática? Mira que si estaba todo escrito y has aceptado, no vale llanto ni lamentos...

Link: Las Autoridades europeas de protección de datos aprueban el primer dictamen conjunto sobre aplicaciones móviles (AEPD)

powered byDisqus