FairPhone, un móvil con conciencia de comercio justo

El equipo está conceptualizado para ser fácil de reparar, reciclable y útil para cualquier persona. Su proceso de producción se adosa a los criterios de comercio justo, entregando una alternativa respetuosa con estos cánones.

Hacer un teléfono que no use minerales extraídos de formas reprobables, ni ponga en riesgo la autonomía de poblaciones debido a las guerrillas que controlan la extracción y el tráfico de metales y cristales en poblaciones africanas, es algo posible. Al menos eso es lo que busca Bas van Abel, un holandés que planea lanzar al mercado el primer móvil creado bajo estrictas normativas de comercio justo que -- cree -- podría crear una disrupción en la industria.

Cada componente del equipo ha sido creado teniendo en cuenta que no esté relacionado con algún conflicto social que degrade al ser humano en alguna medida. Esto se refiere a la extracción de las materias primas requeridas para el mismo -- principalmente Tantalio -- y su fabricación, en el que se usarán sólo empresas chinas con altos estándares de cuidado para el empleado (sí, existen).

Al final de su vida útil, el FairPhone será totalmente reciclable y sus elementos internos más valiosos podrán ser fácilmente extraídos para reutilizarlos en otros fines.

La idea es crear el primer móvil que encaje perfectamente en los principios de economía circular y trato justo.

Lo mejor de este concepto es que, además, será fácilmente reparable por cualquier persona que tenga un mínimo conocimiento del equipo y pueda abrirlo. De hecho, el FairPhone está ensamblado con tornillos estándar, y contará con módulos removibles que permitirán ampliar su capacidad de memoria interna, dotarle de características como soporte para dos SIM cards, cambiar la batería en caso de degradación o incluso reemplazar algún componente en caso de falla y así seguir utilizando el móvil.

La idea detrás del FairPhone era crear un equipo totalmente open-source, pero finalmente tuvieron que decantarse por Android como el sistema operativo que lo moviera. De todas formas, y sin caer en muchos detalles de especificaciones, los creadores del equipo aseguran que el único punto en el que podría quedar por debajo de otros móviles de su gama sería el manejo de gráficas en 3D, algo que no han podido resolver de la mejor manera. El resto de las funciones son óptimas.

El equipo estará disponible durante la segunda mitad del año y tendrá un costo de 300 Euros, un valor que -- tras pagar los costos -- será reinvertido para mejorar todavía más la calidad de la cadena de producción, entregando una opción cada vez más interesante a aquellos que ven el comercio justo como una ideología a seguir, y que hoy comienza a dar un paso decidido hacia el mundo de la tecnología de consumo.

Ver en Vimeo

Link: Building A Cell Phone That Doesn’t Kill People (FastCoexist)

 

powered byDisqus