Google no renunciará a Android One, a pesar de las bajas ventas

por

1188 posts

El programa Android One ha sido una enseñanza para Google, pero olvidarse de él no es una opción.

Hace menos de un año que fueron anunciados los primeros teléfonos Android One de bajo costo, un programa que Google trabajó con fabricantes locales para llevar lo mejor de Android a mercados emergentes con smartphones de precio muy reducido. India fue uno de los países en recibirlos primero, pero con menos de un millón de ventas en aquel país, no ha sido como se esperaba.

Sin embargo, para Google no es una excusa que los lleve a renunciar por completo a Android One, sino al contrario, han aprendido de los errores y ya están planeando su expansión a otros territorios, de acuerdo con el vicepresidente en gestión de productos en la compañía, Caesar Sengupta, en una entrevista con el Economic Times (vía Android Central).

No se trata de volumen, sino de comprender la forma en que los usuarios se adaptan a una nueva experiencia. “Continuaremos para tomar una gran cantidad de aprendizaje y seguir haciéndolo mejor en cada mercado al que vayamos”, dijo el ejecutivo. De esta manera indica que están pensando en nuevos lanzamientos para otros mercados.

La razón por la que los teléfonos Android One no se vendieron como se esperaba fue debido a la falta de disponibilidad en línea, una de las cosas que han aprendido y que no volverán a repetir.

Hemos aprendido mucho de la ronda inicial con nuestros socios y ellos han aprendido en términos de disponibilidad de dispositivos, en canales y otros, pues hay gente que no puede comprarlo en todos los canales.

Para rematar y dejar de una vez por todas las declaraciones sobre renunciar a Android One, Sengupta dijo estar comprometido con el programa. En lugar de eso, continuarán trabajando con fabricantes locales y globales para lanzar nuevos dispositivos que satisfagan las necesidades básicas de un teléfono, pero que les permita aprovechar las ventajas de un teléfono inteligente.

Su objetivo es que nuevos teléfonos de gama baja y media de bajo costo estén disponibles en más mercados con teléfonos específicos de su economía, los cuales lleguen a costar desde USD$100 hasta USD$200. Para dejar aún más clara la situación, el ejecutivo considera que Android One “es una muy pequeña parte de Android, que es lo que empuja a Google”.