Review BLU Studio XL 2 [W Labs]

Más batería que teléfono.

¿¡Qué clase de portaaviones es este!? Esa fue mi primera reacción al ver el BLU Studio XL 2, un teléfono con una pantalla tan grande que siento que lo podría usar de bandeja para el desayuno. Si, es grande pero debo ser justo, el Nexus 6p también lo era y nunca alegué.

También pensé que me encontraría con la clásica capa ultramodificada de BLU sobre Android y no fue tal. Mis ilusiones iban creciendo, sin embargo a lo largo del camino encontré algunos detalles que dificultaron su uso como teléfono diario, pero ya hablaremos de esto.

Por ahora, vayamos con las especificaciones

  • Pantalla de 6 pulgadas con resolución 720p
  • Procesador Mediatek MT6737
  • 2 GB de RAM
  • 16 GB de almacenamiento interno ampliable vía microSD
  • Android Marshmallow
  • Cámara principal de 13 megapixeles  y apertura f/2.2
  • Cámara frontal de 5 megapixeles con flash
  • Batería de 4900mAh
  • Soporte para doble SIM

Algunas decisiones erradas

Camera bump blu Studio XL 2

El BLU Studio XL2 no es feo, simplemente cuenta con un diseño con el que ya estamos familiarizados. La tapa trasera es removible (pero no la batería). Esta tapa es de un material rugoso muy agradable que permite que no se marquen las huellas dactilares y le da un agarre fantástico al teléfono, algo esencial en un equipo de estas dimensiones.

Hace algún tiempo que revisamos el Vivo 5 y su pantalla de 5,5 pulgadas simplemente no se veía bien. Extrañamente en este, a pesar de tener media pulgada más no anda tan mal aún con su resolución 720p. No es tan evidente la falta de pixelaje, los colores son correctos, aunque opacos, y quizás le falta algo de ganancia lumínica a la pantalla. Con mucha luz cuesta trabajo verla bien.

A pesar de ser un equipo lindo, toma algunas decisiones de diseño que parecieran ser antojadizas y que no me logro explicar. Teniendo tanto cuerpo y espacio que aprovechar.

Parlante Studio BLU XL 2

¿Por qué el parlante está en la espalda? Ni siquiera pido que sea bueno, ni siquiera que suene fuerte, pero no costaba nada que fueran frontales. Otra cosa es el puerto microUSB… está arriba ¿Se habrán equivocado? Me costó encontrar razones para justificar eso.

Por último, me llamó la atención que no tuviera lector de huellas, a pesar de que el software te incita a usarlo cuando fallas con tu patrón o PIN. Un detalle chistoso, una esquina recortada quizás un poco a la rápida.

Puerto mini usb BLU Studio XL 2

Solo lo básico y algo más

No esperes un buque de batalla, el Studio XL 2 más un gigante tontorrón que un portaaviones de combate. Algunas aplicaciones pesadas tienen ralentizaciones, incluyendo Facebook, que para varios es primordial.

Aún así, las de mensajería como WhatsApp y Telegram andan de forma aceptable. Se va aclarando el público objetivo del equipo.

Si piensas ejecutar algún juego con un poco de intensidad, olvídate, no corre bien. Bajé Candy Crush Saga para probar si andaba de forma fluida y tampoco. También traté de jugar Hearthstone; el equipo se reinició. Misteriosamente Waze y Google Maps funcionan de forma estable, por lo que queda claro el publico al que va dirigido este teléfono.

¡Bien por la capa de Android! Esta vez no me topé con aplicaciones de Amazon y una cantidad grosera de bloatware inservible. El Studio XL 2 no cuenta con ese launcher raro con centro de control deslizable que tienen los otros BLU. Es muy limpio y se agradece. Quizás lo dejaron casi intacto para que tuviera mejor rendimiento.

Batería con buena autonomía

Si hay algo que debo aplaudir es la batería. En otras reseñas hemos visto como campeones de batería como el Huawei Mate 9 duran con suerte un día y otros no llegan a las 4 de la tarde.

Con el Studio XL 2 salí a jugar Pokémon Go hasta que la batería muriera y no lo logré. Usando Waze, de forma intensa con algunas interrupciones, 4 horas de pantalla encendida. Todo con el brillo al máximo y escuchando música desde Spotify. Al final duró un día y medio en promedio.

Cenital Blu Studio XL 2

Su promesa de 3 días de batería es muy probable bajo alguien que lo ocupe de forma normal.

Cámara testimonial

BLU Studio XL 2

La cámara trasera de 13 megapixeles podría definirse como testimonial. Está porque debe tener, pero honestamente me recuerda a la del iPhone 3G, de verdad, no más que eso.

Ni con buena luz a pleno sol se logra confiar en el foco, requieres de paciencia y pulso para tener resultados aceptables. Nada que agregar al Macro, al menos me sirvió como terapia frente a la frustración.

De noche es casi imposible sacar una foto decente y la cámara frontal es peor aún. Es curioso que el flash frontal se dispara antes de que la cámara saque la foto porque el sistema va muy lento, por lo que casi no sirve de nada.

Respecto a la grabación de video, se supone que tiene estabilización electrónica de imagen, pero creo que no funcionó bien. Además, con algo de viento el micrófono empieza con pequeños sonidos tipo “crack” de saturación.

Conclusión: más batería que equipo celular

Para entusiastas de la telefonía móvil como nosotros creo que este equipo podría servir como uno secundario para cumplir una tarea específica, como usarlo para navegación al manejar. O quizás sea el mejor amigo de quien quiera gastar poco dinero en un equipo que llama, corre WhatsApp y con batería que dura un montón.

El Studio XL 2 es un teléfono básico, simple, dirigido a quien no le interese el rendimiento y haga tres cosas puntuales. Por el precio me parece bien: CLP $119.990 en su página oficial, en México se puede conseguir a unos MXN $4000 aproximadamente, mismo precio que aquí. Su precio oficial en Estados Unidos es de USD $120.

Logo BLU Studio XL 2

Lo bueno

  • Gran duración de batería
  • Precio
  • Pantalla decente a pesar de ser solo 720p

Lo malo

  • Rendimiento mediocre
  • Cámaras prácticamente testimoniales
  • Ubicación del parlante
  • Ubicación del puerto de carga

Donut Blu Studio XL 2