Dos razones por las que el LG K10 2017 es mejor que el anterior [W Labs]

Dos razones por las que el LG K10 2017 es mejor que el anterior [W Labs]

Y un punto amargo.

La serie K de LG desde su lanzamiento se ha caracterizado por ser bastante sólida. La versión 2016 del LG K10 nos dejó una buena impresión por varios factores como su durabilidad, facilidad de uso y el hecho de que es una marca bastante reconocida y con presencia en la región.

En CES 2017 en Las Vegas pudimos presenciar la presentación de toda la gama de teléfonos de LG para el año (a excepción del LG G6 que se presentó en el Mobile World Congress) y ahora el principal de ellos, al menos en el mercado latino, llegó a nuestras manos.

Teniendo como base que el K10 era un equipo sólido y profundamente popular en el segmento joven, vamos a contarles 2 razones por lo que es mejor que su predecesor:

Se ve y se siente más premium

El año pasado teníamos un equipo con un panel trasero texturizado, que a pesar de ser muy cómodo, se sentía muy plástico. Este año es plástico también, pero su acabado en líneas y su riel del mismo color lo hacen sentir un equipo de gama “más alta”.

En el frontal el pequeño detalle de que el color del auricular combine con el de la tapa trasera removible lo convierte en una experiencia estética bastante sustancial y bien lograda. Hay atención al detalle, incluso en este segmento. Eso se agradece.

La experiencia de uso es bastante fluida dentro de sus capacidades (especificaciones al final) y cumple, por lo general bastante bien con las tareas del día a día como redes sociales.

Si se trata de jugar, se la puede, pero la duración de la batería se resiente bastante. El promedio bajo mis parámetros de uso intensos fue de 3 horas y media de pantalla encendida. Probablemente bajo uso normal ande bien.

Agradezco muchísimo que al fin los botones de volumen estén en el lateral y no atrás. Jamás logré que eso me gustará en los LG y parece que no estaba muy solo en esa opinión ya que la marca ha dado marcha atrás en ese aspecto particular de su lenguaje de diseño.

Si hay algo que debo alegar en el apartado de la construcción es la ubicación del parlante. Está en el posterior. Si ya abajo no me gusta por lo fácil que es taparlo, aquí se hace muy difícil consumir multimedia si hay mucho ruido a tu alrededor. Siempre aplaudiré los parlantes frontales.

La cámara, viejo, la cámara


Un aspecto especial de este equipo es su cámara, que siendo de 13 megapixeles cumple muy, pero muy bien para la gama donde estamos. Evidentemente sufre en escenarios de poca luz y tiende a reventar los colores blancos, pero su trabajo estará bien logrado para la mayoría de las personas.

Donde realmente se luce es en las selfies. Tal como el año pasado, LG decide darle a cada equipo de gama de entrada y superiores una gran característica de sus gama alta, en este caso fue el gran angular en los autoretratos. Si en el G6 amé esa característica, tenerlo aquí es para aplaudir.

No esperes que los videos sean los mejores, es un equipo que simplemente “cumple” en este aspecto. El foco cuando la luz no es ideal sufre más de lo que he visto en equipos del mismo segmento.

La parte fea

Cuando estuvimos en la presentación de este equipo en Estados Unidos aplaudimos el hecho de que en la gama de entrada podíamos tener un equipo con un muy buen lector de huellas montado en la parte trasera. Lo tuvimos en nuestras manos y funcionaba de las mil maravillas.

Pensamos que nuestra unidad de review estaba defectuosa, que algo estábamos haciendo mal. Lo reiniciamos, lo restauramos y nada, no habían signos del lector de huellas.

Contactamos a LG y nos respondieron que solo los LG K10 2017 vendidos en Estados Unidos contarían con esa característica, el resto del mundo no. No les miento, nos enojó ese tema y creemos firmemente que la marca debería dejar de hacer diferenciaciones de características tan fuertes entre mercados. Creemos que en todos los mercados los equipos deberían ser iguales, no solo LG comete ese error, pero a ellos se les nota más porque, bueno, son diferencias más grandes.

De todas formas es un equipo bien construido, de buen rendimiento, actualizado a la última versión de Android y de buen aspecto. Su precio sugerido es de CLP $169.990 en Chile, MXN $5899 en México y COP $690200 en Colombia.

Especificaciones técnicas

  • Pantalla de 5.3 pulgadas a 720×1280 pixeles
  • Procesador Mediatek MT6750
  • 2 GB de RAM
  • 16 GB de almacenamiento ampliable vía microSD hasta 64 GB
  • Android Nougat 7.0
  • Cámara de 13 megapixeles a f/2.2
  • Cámara frontal de 5 megapixeles a f/2.4
  • Batería removible de 2800 mAh (micro USB)