Tutorial: ¿Cómo cambiarse de iPhone a Android?

Y no morir en el intento.

Así que te encontraste con una buena oferta, o quizás te aburriste del iPhone, o estás pensando en dejar el teléfono de la manzanita para ir por algo con más curvas.

El proceso en años anteriores podía ser bastante tedioso, pero hoy en día es de lo más simple que hay. Nosotros te daremos dos buenas formas de hacerlo.

La primera es la que ofrece Google (creadores de Android), que es bastante lógica, simple y fácil de usar: Google Drive.

Google ofrece esta herramienta que es una suerte de disco duro, pero en la nube, al más puro estilo Dropbox.

Lo primero es ingresar a la app con tu cuenta de Google, en la mayoría de los casos “un Gmail”.

Después vas a Menu, Configuraciones, Respaldo. Ojo, este paso puede demorar sus buenas horas, por lo que es recomendable que el equipo esté conectado a la corriente y obvio, conectado a Wifi.

Después, ya en tu nuevo y reluciente teléfono con Android, la primera vez que lo enciendas te va a pedir tu cuenta de Google, inicia sesión y el equipo te va a dar la opción de, valga la redundancia, restaurar desde tu copia de respaldo, le das a esa opción y listo, ahí están tus fotos, tus contactos, tus entradas del calendario y también gran parte de tus aplicaciones (al menos las gratuitas).

Otra opción interesante y menos demorosa, en el caso de ser el cambio a específicamente un equipo de Samsung, es usar la aplicación Smart Switch.

Con el mismo cable que cargas tu celular antiguo y el adaptador que viene en la caja, puedes conectar ambos teléfonos y elegir qué contenidos quieres traspasar. En poco tiempo todo estará ahí.

¿Ven? Nada de que asustarse, el cambio es bastante rápido y limpio en comparación a como era en años anteriores.