Huawei se olvida de la gama baja y dice que va a competir directamente con Apple

Tienen grandes planes para el Mate 10.

Huawei hace poco logró sacar a Oppo del primer lugar en su tierra natal, China. Ahora con la casa conquistada, planean competir directamente con Apple en la gama alta.

La compañía de Richard Yu, que mantuvo casi un 10% de la cuota de mercado de teléfonos inteligentes a nivel mundial, dejó muy clara sus intenciones en conversación con Bloomberg:

Vamos a tener un producto mucho más poderoso (que el iPhone 8), el Mate 10 tendrá mucha mejor batería, más pantalla, carga más rápida, mejores capacidades fotográficas y muchas otras prestaciones que nos van a ayudar a competir con Apple.

No son palabras menores, y Yu apuesta que su entrada en el mercado estadounidense se verá altamente beneficiada con el impacto que causará el Mate 10, aunque por ahora sus objetivos apuntan a Japón y Europa.

Respecto a otras gamas, la compañía decidió abandonar la baja, o “de entrada”:

Dejaremos de fabricar dispositivos de gama de entrada porque el margen de ganancias es muy bajo y no nos da suficientes utilidades. “Nuestra prioridad ahora es Europa, China y Japón, donde las economías son sanas y la gente tiene capacidad de comprar productos”.

La división de consumo de Huawei creció un 36%, donde se manejan principalmente smartphones, además de vestibles, computadores, tabletas y otros accesorios, pero en menor medida que el producto principal.