Review Sony Xperia XZ Premium [W Labs]

El mejor momento de Sony y quizás nadie se de cuenta.

Lo primero que nos vino a la mente cuando estuvimos en la presentación de este equipo en el Mobile World Congress fue: “Oh, no, Sony sacó otro equipo con el mismo diseño aburrido pero con nuevas tripas”.

Sí, tiene el mismo diseño, Omnibalance, pero por algún motivo se siente bien, a pesar de anticuado. Otra de sus gracias es la pantalla 4K ¿Es demasiado para un equipo de 5.5  pulgadas? Lo responderemos más adelante.

Vamos con las especificaciones:

  • Pantalla de 5.5 pulgadas a 3840×2160 pixeles HDR
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 835
  • 4 GB de RAM
  • 64 GB de almacenamiento ampliable vía microSD
  • Android 7.1.1
  • Cámara de 16 megapixeles a f/2.0
  • Cámara frontal de 13 megapixeles a f/2.0
  • Batería de 3230 mAh
  • Resistencia al agua y al polvo IP68
  • Grabación en cámara lenta a 960 cuadros por segundo

Viejo pero cool

El Xperia XZ Premium peca de estar en el mismo lenguaje de diseño industrial que todos sus hermanos desde hace muchísimos años, y dadas las nuevas tendencias que han impuesto otras marcas como LG y Samsung, este equipo se siente anticuado. A la vez podría llamarse “clásico” y sí, bastante funcional. Conserva el botón físico para la cámara que tiene tantos fans en la apasionada comunidad de entusiastas de los Xperia.

Los botones tienen buena tactilidad y el sensor de huellas se comporta de manera impecable (está en el botón lateral). El equipo es limpio y al menos nuestra unidad, a pesar de ensuciarse rápido, es maravillosa en su color “Luminous Chrome” que es prácticamente un espejo.

La pantalla corre en 4K cuando se le requiere, dígase en contenido multimedia (videos, fotos) y en otras funciones. Obviamente no corre todo el rato a esta resolución, la batería se drenaría muy rápido.

Al principio pensé que sería un despropósito una pantalla así, y en parte puede que en la actualidad lo sea. Aún así, puede que por sugestión, siento que se efectivamente todo se ve mejor. Ver un video 4K en YouTube es un placer y veo muy correctos los colores y la temperatura. De momento es mi pantalla favorita en un teléfono, compitiendo mano a mano con la del Galaxy S8.

Es un agrado saber que cuenta con certificación IP68 contra el agua y el polvo, da un poco de paz mental al ser un equipo tan resbaloso y no, no le podría poner una carcasa a un equipo tan lindo.

Sus bordes frontales son muy, pero muy amplios. En parte se pueden perdonar por tener parlantes frontales y estéreo (como debe ser), pero se escuchan muy bajo. Pensamos que era algo de nuestra unidad y no, varios concluyen lo mismo. Definitivamente se podría aprovechar mejor el espacio. }

A la par con la gama alta

El equipo corre muy rápido y es difícil que se cuelgue. La capa de personalización de Sony es cada vez menos intrusiva y me encanta que mantengan las tarjetas de Google Now al costado. Las animaciones son cortas y la sensación en general es que anda muy, pero muy bien.

Si hay algo que debo reprochar es la cantidad de bloatware. Conté al menos 10 aplicaciones que puedo reemplazar con una mejor hecha por Google o que simplemente jamás utilizaré. Como si fuera poco, estas mandan notificaciones, las cuales dejé de permitir inmediatamente. Fue molesto, pero puedo vivir con ello. Aún así, hay cosas que no tienen sentido hoy en día, como querer grabar en 4K y que para eso se deba abrir otra aplicación. No tiene sentido.

El equipo maneja bien la RAM y jamás tuve problemas de que una aplicación reciente se haya cerrado (a menos que fuera un juego pesado, como Marvel o Hearthstone). Su rendimiento va de la mano con lo que uno espera de un gama alta.

La duración de la batería es fantástica, cerca de 5 horas y media de pantalla encendida promedio, más que suficiente para llegar al final del día. Tiene carga rápida, sí, pero no me es muy útil con su software de preservación de la batería, que de acuerdo a tus hábitos sabe cuando apurar la carga o cuando hacerla lenta. En mi caso siempre fue lento, siempre, pero en fin, así es la vida.

960 cuadros por segundo

La cámara es maravillosamente rápida y en las condiciones de luz correctas los resultados siempre serán muy satisfactorios para la mayoría de las personas.

El problema empieza cuando se va la luz. Aquí es una ruleta y a veces son fotos muy buenas, pero la otra mitad de las fotos parecen pintadas con acuarela. En manos más expertas puede que se logren resultados más estables. En mi caso no sería mi primera opción en una tarde o en la noche.

Respecto a la grabación de video todo es bastante correcto, aunque me encantaría que tuviera estabilización óptica de imagen, pero no, solo usa estabilización por software. Cumple, pero no es un punto destacable. Por otro lado la calidad de audio sí lo es, es muy buena, clara, definida y cuesta mucho que se reviente.

Pero quizás la mejor parte de la grabación de video en este equipo es poder hacerlo en slo-mo a 960 cuadros por segundo. El efecto es espectacular, pero lógico, pierde mucha calidad porque cada fotograma del video en cámara lenta es una foto, y por lo tanto ocupa un espacio en la memoria del teléfono tan grande que es imposible tener más segundos del efecto en alta resolución, al menos por ahora.

En condiciones de poca luz también se resiente mucho por dos razones: Para lograr este efecto necesitas obturar muy rápido y por lo tanto tener menos luz en el sensor. Además, la luz artificial, como las lámparas fluorescentes, le agregan un excesivo parpadeo, que realza lo complejo de lograr buenos resultados bajo condiciones que no sean óptimas. En resumen, úsalo bajo la luz del sol, como en estos videos, donde sí, perseguí una paloma por ustedes.

Sony lo logró y quizás pocos se den cuenta

Por culpa de entregas anteriores que desencantaron a muchos, quizás varios no se den cuenta que Sony aprendió de sus errores y empezó a escuchar la gente. El Xperia XZ Premium es un muy buen equipo, completo y con varias cualidades que lo hacen único.

Peca de tener un diseño que ya se siente listo para jubilar, pero se compensa con su buena materialidad y colores atractivos. Es un tanque de buen rendimiento.

En Estados Unidos este equipo tiene un precio sugerido de USD $799, pero ya ha contado con varias rebajas en distintas tiendas. Sony Chile aún no tiene un precio oficial para cuando este equipo arribe de manera oficial por estas tierras.

Lo bueno

  • Gloriosa pantalla
  • Rapidez
  • Buena duración de la batería
  • La cámara, cuando quiere, es fantástica
  • Es entretenido grabar en cámara lenta a 960 cps
  • Parlantes frontales, como debe ser

Lo malo

  • Diseño que se siente cada vez más anticuado
  • La carga rápida no es tan rápida como en otros
  • Mucho bloatware
  • Tememos que el precio llegue a ser muy elevado