Mira lo que pasa cuando juntas un cineasta y un iPhone 8

La cámara no lo es todo.

Hoy en día los smartphones cuentan con cámaras que hace un par de años jamás hubiéramos imaginado de lo que serían capaces.

Cuando juntas una cámara, al parecer fantástica, como la del iPhone 8, con capacidad para grabar en resolución 4K a 60 cuadros por segundo, además de un ojo entrenado y buena edición, los resultados son increíbles.

El video que está arriba fue grabado a 4K con 60 cuadros por segundo, pero en post edición recibió varias modificaciones, como consigna GSMArena.

Entre ellas ser cortado para cambiar su relación de aspecto, para darle ese toque cinematográfico, además de procesarlo a 24 cuadros por segundo, por lo que todo se ve con ese efecto medio “cámara lenta”.

Evidentemente se corrigió el color también, pero no deja de llamar la atención la buena estabilidad de la cámara, que al fijarse en los detalles, pareciera no estar encima de ningún trípode.

Solo una muestra de que en las manos correctas y con un poco de trabajo, las cámaras de los gama alta hoy en día son una herramienta más que capaz.