El primer teléfono sin bordes era de Microsoft, pero lo cancelaron

Oportunidades perdidas, en demasiados aspectos.

El año pasado hablábamos de cómo Xiaomi inició de forma masiva una tendencia de diseño industrial móvil que actualmente es la pauta y desafío a seguir.

Dos años antes del Mi Mix, ese rompedor equipo que inició esta revolución, Windows tuvo entre sus planes un equipo de estas características, pero lo canceló.

Este equipo, según Windows Central, se terminaría convirtiendo en el Lumia 435, que definitivamente tenía bordes.

Dentro de sus características se encontraban un procesador Qualcomm Snapdragon 200, 1 GB de RAM y pantalla de 5 pulgadas corriendo a 720p.

Su almacenamiento interno era de 4 GB, aunque expandible, claro está, todo acompañado de una batería de 1800 mAh y Windows Phone 8.1, una plataforma muerta.

A un precio sugerido en ese entonces de USD $200 era una excelente apuesta en la gama de entrada. Sin duda, otra oportunidad perdida en la, alguna vez, robusta división móvil de Microsoft.