Galaxy Note 8: el smartphone definitivo de Samsung

por

45 posts

Pantalla grande pero cómoda, stylus para notas y alto poder de rendimiento, el nuevo smartphone de Samsung lo tiene todo.

Desde que DJ Koh, Gerente de la División Móvil de Samsung se tomó el escenario de Samsung en la ciudad de Nueva York, supimos que algo grande estaba por pasar.

La gente ama la línea Note y la compañía le entregaba a su público, a sus fans y a los que aún no saben que lo querían, el Note 8, el smartphone definitivo de Samsung.

Con su tremenda pantalla curva de 6.3 pulgadas, creando la sensación de infinito y una densidad de pixeles tan alta, no hay duda que es la mejor del mercado. Pasan y pasan otros anuncios y este panel no puede ser superado.

Pero que el tamaño no importe. Porque el teléfono, pese a ser más grande, es bastante amigable en usabilidad. Los pocos bordes hacen de éste un equipo totalmente manejable y hablando de usabilidad, la inclusión del S-Pen lo hacen de un equipo pensado para dejar fluir tus ideas gracias a que es el más preciso del mercado.

Tomar notas nunca fue más rápido y conveniente, con solo tomar el S-Pen ya puedes escribir o dibujar, pero sus características no terminan ahí, ya que las herramientas que incorpora permiten una precisión en el uso sin precedentes.

Gracias a todo esto, nace una nueva forma de comunicarse, con tus propios GIFs animados, dibujados por la propia mano y que son compatibles con prácticamente todas las aplicaciones de mensajería y redes sociales.

Sobre ese último aspecto, tener la mejor cámara es muy importante y en el mercado solo existe un equipo con doble lente y que ambos tengan estabilización óptica de imagen, para menos movimiento en videos y mejores fotos en condiciones de poca luz. Además, no hay otro equipo donde puedas sacar retratos con efecto bokeh (que permite desenfocar partes de la foto) para luego editar a placer.

Cuando acompañamos todo esto de un avanzado lector de iris, un lector de huellas de última generación, resistencia al agua y al polvo y carpetas seguras dentro del equipo, donde solo tú puedes acceder, estamos frente a una bestia a la cual no podemos ser indiferentes y que, de seguro, la competencia mira con envidia.