Review Huawei Mate 10 Pro [W Labs]

La navaja suiza, hecha en China.

Desde su lanzamiento en Alemania, donde estuvimos presentes, hemos estado jugando y usando el Mate 10 Pro de Huawei, un equipo con el que la marca ha hecho muchísimas promesas, como la de “no ser un smartphone”.

Lo anterior refiriéndose a que la inteligencia artificial cocinada dentro de su procesador lo hace superior a la competencia ¿Será tan así? vamos con las especificaciones de este bestial equipo:

  • Pantalla de 6 pulgadas OLED HDR a 1080p con relación de aspecto 18:9
  • Procesador 970
  • 6 GB de RAM
  • 128 GB de almacenamiento interno
  • Cámara principal: Dual a 20 MP +12 MP, f/1.6, OIS, 2x lossless zoom, autoenfoque láser, Flash dual-LED HDR Video 2160p a 30fps, 1080p a 30/60fps
  • Cámara frontal:8 MP con AI selfie
  • Lector de huellas digitales trasero
  • Batería de 4.000 mAh
  • Sistema operativo Android 8.0 Oreo con EMUI 8 desde fábrica
  • Protección contra el agua y el polvo con certificación IP67

Diseño industrial inspirado

Pasa algo interesante con el Mate 10 Pro, que antes no me pasó con ningún equipo de Huawei y sí siento con, por ejemplo, un Galaxy Note o un iPhone. Veo un diseño industrial propio, inspirador, muy único, con líneas y trazos refrescantes, vidrio por ambos lados y acabados de color que, si siguen así, la gente reconocerá los terminales como propios de la marca. “Este es un Huawei”, por primera vez siento que puedo decir eso con autoridad, con alta diferenciación.

El arreglo de las cámaras en el posterior es muy elegante, la ubicación del excelente y rápido lector de huellas es la correcta y la tactilidad de los botones laterales se siente premium. Todo es lujo en la construcción de este equipo.

Hay inclusiones maravillosas y algo olvidadas, como sensor infrarrojo para manejar la TV y otros dispositivos, pero omisiones dolorosas como la pérdida del puerto de audífonos para facilitar la resistencia al agua. Aún así, se entiende que es para allá donde va el mundo. Se agradece la inclusión de un adaptador USB-C a entrada de 3.5 y audífonos USB-C.

La pantalla corre “solo” a resolución 1080p, algo extraño tomando en cuenta que el modelo “no Pro” corre a 2K. La marca tiene una explicación sobre que el usuario “pro” así tiene más batería y rendimiento, pero creo que hubiera sido mejor tener ese panel en este modelo y uno poder elegir a qué resolución tenerlo. Las opciones siempre son buenas. De todas formas es un buen panel, con una reproducción de color correcta y altamente modificable. Opciones, amigos, opciones.

Tiene el peso bien equilibrado, algo importante al ser un equipo más largo que ancho, por lo que a pesar de tener 6 pulgadas de pantalla, se hace simple de usar. El vidrio es algo resbaloso, pero en la caja viene incluida una carcasa. Mi torpeza agradece esos pequeños detalles.

Inteligencia artificial para un rendimiento real

¿Se acuerdan del mito de que Android anda a tirones? Procesadores y capaz de personalización como las de Huawei derriban esos mitos. A nivel personal no me gusta la estética de la marca, pero de que las animaciones son rápidas y todo es instantánea, eso es innegable.

Hay una promesa de la marca sobre que la inteligencia artificial está aprendiendo mis hábitos de uso para después poder entender mis patrones de uso y optimizar el rendimiento del equipo. A pesar de que llevo algunas semanas con el equipo, no se hace suficiente como para asegurar que eso es así. El equipo es rápido, eso lo sé, lo veo y lo siento, el resto el tiempo lo dirá. Por cierto, Huawei promete que no decaerá la rapidez del equipo con el paso del tiempo, basándose en las razones expuestas anteriormente.

La batería es monstruosa. El año pasado con el Mate 9 me prometieron dos días de uso, pero mi “tipo de uso” es algo intenso y llegaba al final del día nada más. Ahora sí, dos días de uso intenso, cerca de 9 horas de pantalla encendida, con Bluetooth siempre activo, viendo videos y series, jugando cosas en 3D y sacando muchas fotos.

Como si no fuera suficiente, la carga es violentamente rápida, un poco más del 50% en media hora. Todo eso sin calentarse nada, pero nada. Bajo mi vista eso es brujería.

El equipo se puede conectar a un monitor para usarlo como un PC de escritorio. La experiencia, que no requiere de ningún dock es bastante fluida y funciona, por ejemplo, mucho mejor que con el ELite X3 de HP, que corre Windows. Lo malo es que al ser tan directa la conexión, la batería aquí sí se va más rápido.

En la cámara también hay inteligencia artificial

Tal como sucedía con algunos equipos Xperia de Sony, la cámara reconoce a qué le estás apuntando para ajustar diversos parámetros y obtener un mejor resultado. Otra vez brujería eso de saber distinguir, por ejemplo, entre un perro y un gato.

Lo anterior tiene de dulce y de agraz, porque si no te gusta el resultado del ajuste, debes ir al modo manual, que a pesar de ser muy completo y bien hecho, yo no le sé sacar buen provecho. Será una delicia para un entendido de la fotografía.

Si hay algo que debo reclamar con fuerza es que para sacar una foto con HDR debas seleccionar ese modo, en vez de tener un pequeño botón, como en todo el resto de los celulares, para prenderlo y apagarlo, o simplemente dejarlo en automático.

El equipo se luce en el tema de los retratos. Ya son años de Huawei perfeccionando esa técnica y realmente lo hacen muy bien. El modo también está disponible para las selfies. Fantástico.

Para ver fotos sacadas con este equipo, sepa dirigirse al siguiente post: Salimos a sacar fotos con el Huawei Mate 10 Pro en Europa.

En lo que respecta a video, siento que todo tiene una temperatura algo fría, con estabilización correcta y foco muy rápido. Ahora con mejor rendimiento con poca luz. El apartado cámara en este equipo está muy bien logrado.

Muy gama alta

El Mate 10 Pro de Huawei es una navaja suiza, con rendimiento espectacular y que parece no cansarse nunca. No es difícil recomendarlo y de todas formas estará entre los mejores  gama alta/premium de este año.

Su precio sugerido es de EUR €799 (USD $945). Aún no tenemos información exacta sobre cuánto costará en América Latina, pero deberíamos estar prontos a saberlo, ya que su lanzamiento se estima para mediados del presente mes. Si fuera por adivinar, me la juego porque sabremos más el 20 de noviembre, pero eso es mera especulación. Actualizaremos según se vaya soltando más información.