Samsung saca un spot de TV brutal atacando a Apple

Golpe bajo.

Si hay algo que no les puede gustar más a las compañías en Estados Unidos, es darle en el piso a la competencia en TV.

Así fue el último comercial estrenado por Samsung, donde muestra la vida de un joven usuario de iPhone.

En él se aprecia al protagonista comprando año tras año un nuevo iPhone, mientras ve como la competencia “avanza”.

El punto de inflexión se produce al final, donde para el lanzamiento del último equipo de Apple, el iPhone X, el joven decide no formarse a la fila y se entrega a los placeres del S-Pen y el Note 8.

No deja de exagerar, obviamente, las buenas características de los equipos de Samsung y de ultra simplificar las falencias de los iPhone. De todas formas no deja de ser chistoso.

En esta redacción somos fanáticos de estos comerciales y nos encantaría que se sucedieran más en nuestra región. De momento nos queda seguir disfrutando del ingenio de los publicistas de “las tierras del norte”.