El iPhone X es el teléfono más difícil de reparar

De acuerdo a JerryRigEverything.

Todo el año hemos dado cobertura a los videos de JerryRigEverything, básicamente porque cumple nuestros sueños de hacerle daño físico a los smartphones, cosa que nosotros no podemos.

Para algunos sus pruebas de durabilidad son algo exageradas, pero poniéndolo en perspectiva, sirven bastante para hacerte una idea de cómo puede reaccionar un teléfono frente a situaciones más habituales de uso.

Es en ese punto donde el YouTuber basó su ranking de los teléfonos con mayor reparabilidad y los más frágiles lanzados en el año recién pasado.

Primero, el ganador: El Nokia 6 es el teléfono más durable, seguido de sus hermanos chicos Nokia 5 y Nokia 3. Sí, Nokia es Nokia, punto.

¿El menos durable? El HTC U11, bello pero frágil, como uno, sufre de un problema donde el vidrio frontal está en contacto directo con los bordes por lo que al doblarlo ligeramente puede dañarse el cristal.

El más reparable es el Pixel 2 de Google, que por su arquitectura de construcción se hace muy simple intercambiar sus piezas. Esto habla muy bien de una empresa que no se caracteriza por hacer hardware.

En el otro aspecto los iPhone lanzados el año pasado, especialmente el X, son los menos reparables, básicamente porque si se llega a romper la parte trasera es casi imposible de reemplazar y el precio del arreglo cuesta más que, por ejemplo, un OnePlus nuevo.